Arsenal, pólvora mojada

Año 2004. Un Arsenal repleto de estrellas se proclamaba campeón de la Premier League sin perder ningún partido, un logro que solo comparten los ‘Gunners’ y el Preston North End (1889). El Arsenal de ‘Los Invencibles’ fue el apodo que adquirió aquel elenco de jugadores que consiguieron una de las gestas más importantes de la historia del fútbol inglés. Comandados por Arsène Wenger, Henry, Campbell, Pirès, Vieira y compañía fueron testigos de la mejor temporada en la historia del Arsenal.

Dieciséis años después no queda rastro de aquel equipo. No solo por los jugadores (algo que es algo obvio) sino por aquel alma ganadora y luchadora que tenía la plantilla. Aquellos años se percibía una perfecta armonía entre la afición y el equipo, una conexión mucho más fuerte de la que vemos en la actualidad. Y esto, uno de los motivos por los cuales el equipo se encuentra en mitad de tabla y alejado de su habitual puesto europeo.

Es cierto que se suele decir que mirar al pasado no siempre es bueno. De hecho, en este caso es algo no recomendable. Los años pasados fueron muy buenos para un Arsenal que era un rival duro en Europa y Premier League, al que los rivales tenían mucho respeto. ¿Dónde está el verdadero Arsenal?

La etapa de Unai Emery en el banquillo no fue tan brillante como todo el mundo esperaba. Año y medio repleto de altibajos y de un equipo que, pese a llegar a la final de la Europa League y acabar quintos en liga, no han mantenido esa regularidad que le caracterizaba años atrás. Mikel Arteta tomó el relevo del de Hondarribia y no ha tenido unos inicios excesivamente fáciles. El equipo venía en una dinámica descendente, dejándose puntos en partidos asequibles y no mostrando un buen nivel. 

Después del parón, el equipo ha seguido en un bucle negativo de resultados y de juego, dejando los puestos europeos como un soñado y no real objetivo. En este aspecto, comparte misma situación con el Tottenham de José Mourinho, un equipo que ha sufrido un cambio de entrenador (como el Arsenal) más que doloroso: Pochettino dejaba el club tras más de cinco años al cargo. Dos grandes de las islas que posiblemente no veamos el año que viene en competiciones europeas.

Aubameyang y Guendouzi sin explicaciones ante un gol del City. ARSENAL FC

¿Es la cantera la salvación?

Esta última temporada ha dejado retratado al equipo, dejando a la vista de todos las carencias más que notables en todos los aspectos. Una defensa comandada por un David Luiz a un nivel nefasto, fichajes que no han podido demostrar toda su valía como Pépé o Tierney, y un joven brasileño de 19 años fichado de la tercera división brasileña siendo vital para el equipo. Digno de chascarrillo.

Pero no todo iba a ser negativo para los ‘Gunners’. La cantera ha tomado mucho más protagonismo que antes, descubriendo jóvenes muy talentosos como Bukayo Saka, Joe Willock, Eddie Nketiah o Reiss Nelson. Esta, quizá, sea una de las claves para futuras temporadas: armar un equipo con piezas de la casa y apostar por jugadores que sientan los colores y el club como suyo. Ahí está el punto de partida que deben tener en cuenta los del norte de Londres para hacer un proyecto grande.

Se esperaban grandes cosas de ellos esta temporada con aquellos fichajes tan sonados de Pépé y Ceballos. Otra muestra más de que un puzzle se completa con las piezas correctas y una persona que sepa ponerlas en su sitio. A veces (y va a sonar muy peliculero) hay que dar un paso atrás para dar dos hacia delante. Igual es esta la oportunidad del conjunto londinense para dejar atrás los malos años y apostar por un proyecto fuerte, bien organizado y con objetivos ambiciosos pero realistas.

Los ‘Gunners’ tienen la pólvora mojada y una tripulación a la deriva. ¿Es el momento de cambiar o renovar el barco? Yo digo sí.

Este sitio web utiliza cookies. ¿Acepta nuestra política de cookies? Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies