Daniel Podence, Pedro Neto y la misión de liderar a los Wolves

Estos dos portugueses han despuntado en un equipo tocado por la baja de Raúl Jiménez y la mala racha de Adama Traoré

Los Wolves están atravesando actualmente uno de los momentos más complicados desde que regresaron a Premier League en 2018. Su mejor jugador (Raúl Jiménez) está recuperándose de la fractura craneal que sufrió en noviembre, Adama Traoré no está ofreciendo el rendimiento esperado y el equipo solo ha conseguido una victoria en los últimos ocho partidos de liga. En este contexto adverso han despuntado Daniel Podence (Oeiras, 1995) y Pedro Neto (Viana do Castelo, 2000), dos actores de reparto que se han convertido en verdaderos protagonistas.

En aquel encuentro frente al Arsenal, tras la lesión del delantero mexicano en un choque con David Luiz, Neto y Podence marcaron los goles para llevarse los tres puntos a Wolverhampton. Después cayeron 4-0 en Anfield y 0-1 en casa contra el Aston Villa, pero dieron un golpe sobre la mesa venciendo 2-1 al Chelsea. Los máximos exponentes de esta victoria fueron, de nuevo, Neto y Podence, con un tanto cada uno.

Pedro Neto celebra un gol con los Wolves. PREMIER LEAGUE

Llegó la maratón navideña y, con ella, el inicio de la mala racha de los lobos: derrota vs Burnley, empate vs Tottenham, derrota vs Man United, empate vs Brighton y derrota vs Everton. Partidos en los que se ha observado un equipo necesitado de referentes, colapsado cuando no le salían las cosas y dependiente de las individualidades de estos dos delanteros portugueses.

Porque esta temporada, los jugadores más determinantes en el Molineux están siendo Neto y Podence. Entre los dos han generado 12 dianas en liga, que bien suman al sexto equipo menos goleador de la competición. El primero se ha destapado como uno de los futbolistas más rápidos de Premier, con un gran disparo y manejo de las dos piernas; el segundo, destaca por su juego interior, regate y cambio de ritmo.

Debido a los contratiempos de esta campaña, Nuno se está viendo obligado a hacer rotaciones cuando nunca ha sido muy amigo de estas, y a romper su defensa de cinco por acoplar a sus hombres de arriba. La intensidad y la verticalidad como sello de los Wolves están ahí, pero poco se parecen a los lobos de las dos últimas temporadas.

El Wolverhampton arrancó la 20-21 con el objetivo de regresar a la Europa League, pero sin Doherty, Diogo Jota, la lesión de Jiménez y su actual estancamiento en media tabla, parece que acabará en una temporada de transición. Por lo menos esta les habrá servido para descubrir el potencial que atesoran Neto y Podence. Porque estos portugueses están para cotas muy altas.

Este sitio web utiliza cookies. ¿Acepta nuestra política de cookies? Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies