Everton: Previa 2020-2021

Los de Carletto han sido animadores en este mercado de fichajes y aspiran a la séptima plaza

El Everton vuelve a soñar en grande. Tras una decepcionante temporada 19-20 en la que tres entrenadores se sentaron en el banquillo (Marco Siva, Duncan Ferguson y Carlo Ancelotti) ha llegado un mercado de fichajes ilusionante para los aficionados ‘Toffees’. El club ha realizado grandes inversiones a petición del técnico italiano con el objetivo de luchar un puesto que les clasifique a Europa.

Temporada pasada (2019-2020)

Tras una paupérrima campaña 2017-2018 en la que Ronald Koeman tuvo que ser reemplazado por Sam Allardyce para huir de los puestos de descenso, Marco Silva abandonó el Watford para unirse al ambicioso proyecto de los ‘Toffees’. La 18-19 sería una prueba que el técnico luso aprobaría con nota tras lograr un octavo puesto en liga, consiguiendo 54 puntos y quedando a solo 3 de competiciones europeas.

Como viene siendo habitual en la historia reciente del Everton, las segundas partes no han sido buenas. Ni Roberto Martínez volvió a estar al nivel tras sorprender en la 13-14, ni el flamante entrenador del Barça pudo repetir lo conseguido en su primera temporada pese haber gastado más de 200 millones de euros en fichajes. Marco Silva no iba a ser menos, y, desde el inicio del curso pasado se subió a esa montaña rusa que parece estar instalada en la zona azul de Liverpool.

Las lesiones, unidas a las malas decisiones del entrenador portugués, condenaron a un Everton que caía al descenso en la jornada 15 justo después de haber sido destrozado por 5-2 en un Derbi de Merseyside en Anfield. Marco Silva fue cesado de su cargo y reemplazado por Duncan Ferguson, técnico interino que sorprendió derrotando al Chelsea y empatando contra Manchester United y Arsenal. Un periodo entreguerras en el que se estaba cocinando el fichaje más importante de los últimos años.

Minuto de silencio en Goodison Park. EVERTON FC

Carlo Ancelotti llegaba en diciembre al Everton. Sin oportunidades para diseñar su equipo o intervenir en fichajes apostó por un 1-4-4-2 en el que Richarlison y Calvert-Lewin fueran las estrellas. Los resultados acompañaban y los ‘Toffees’ gozaban de la segunda mejor racha en el campeonato, hasta había algunos que se ilusionaban con clasificar a Europa (en la jornada 25 solo les separaban 2 puntos del 7º puesto). En marzo llegó la pandemia, nuevas lesiones aparecieron y la motivación por culminar esta gran remontada se esfumó. Los rivales más directos en la lucha por romper el ‘Big Six’ estaban mucho más fuertes, la tarea de ‘arreglar’ la temporada estaba finiquitada y acabaron conformándose con un 12º puesto.

Mercado de fichajes

Ignorando las particularidades de este mercado de fichajes, Carletto no ha desperdiciado su primera oportunidad para meter mano al equipo y tapar agujeros. Aprovechando contratos que llegaban a su fin y la devaluación general de los futbolistas, pidió al club reencontrarse con James Rodríguez (libre) y Allan (25.000.000 €), dos debilidades del italiano que han sido pretendidos por clubes de Champions y que no se entenderían si Carletto no estuviera ocupando el banquillo de Goodison Park.

Presentación de James Rodríguez. EVERTON FC

A estas llegadas se sumaron el todocampista francés Doucouré (22.100.000 €) del Watford y el lateral izquierdo Niels Nkounkou (270.000 €) del Olympique de Marsella. Dos piezas que pueden ser muy importantes durante esta temporada: el primero como titular; el segundo entrando en la rotación para dar descanso a Digne. Cabe destacar también la llegada de Jonjoe Kenny, lateral izquierdo de la cantera que estuvo cedido la temporada pasada en el Schalke alemán.

En el apartado de bajas, el club sigue arrastrando lacras desde hace varios veranos, como Niasse, Cuco Martina o Sandro Ramírez, jugadores muy difíciles de colocar por sus altos sueldos. Este mercado han conseguido deshacerse de los dos primeros tras la finalización de su contrato, además de Stekelenburg, Dowell (2,20 millones de euros) y Schneiderlin (2,23).

Planes del entrenador

Ancelotti es figura de culto en el lado azul de Liverpool. EVERTON FC

Como ya se ha mencionado antes, Carletto apostó por un marcado 1-4-4-2 la pasada campaña para optimizar sus piezas, pero todo hace indicar que este dibujo cambiará esta temporada. Hay que destacar que en su dilatada carrera siempre ha demostrado una gran capacidad de adaptación a la oposición, manejando una variedad de esquemas entre los que destacan el 1-4-3-3, 1-4-2-3-1 o 1-4-3-2-1 (su famoso árbol de Navidad). En su estreno liguero contra el Tottenham (victoria 0-1) desplegó un 1-4-3-3 en el que debutaron James, Allan y Doucouré, mismo dibujo que ha probado en pretemporada y Carabao Cup.

Si bien Carletto maneja un amplio abanico de registros, lo que nunca negocia es el equilibrio y su predilección por los jugadores de buen trato de balón. Sus equipos siempre han hecho buen fútbol, poblados en el centro del campo por jugadores creativos combinados con otro de corte defensivo. En el Milan tenía a Gattuso, en el Chelsea a Obi Mikel, en el Madrid a Khedira… Por eso, con la baja indefinida de Gbamin, Allan es tan importante en este Everton.

Richarlison, clave en el ataque de los ‘Toffees’. EVERTON FC

El año pasado siempre salían jugando desde atrás con Pickford, ejecutando una de las mejores salidas de la Premier, con la intención de que los rivales les presionaran y buscar los espacios con sus hombres de arriba. Era un Everton de transiciones, de esperar atrás para el contragolpe. Ahora con James, André Gomes, Doucouré y Allan tiene la opción de jugar a otra cosa.

Acertar el once titular de Carletto ahora va a ser más difícil, pues cuenta con más fondo de armario para hacer rotaciones. Pickford será un fijo en la portería, Digne y Coleman los laterales titulares y Holgate, Mina y Keane se disputarán dos puestos del centro de la defensa. En mediocampo Allan y James (al que Ancelotti dará la batuta del equipo) son indiscutibles, acompañados por Gomes, Doucouré, Sigurdsson o Davies. En bandas, el italiano cuenta con Richarlison, jugador franquicia de este proyecto y que también puede jugar en punta, Iwobi, Walcott, Gordon y Bernard. Arriba, DCL y Moise Kean, un jugador joven que tiene que demostrar lo que se pagó por él.

Aspiraciones para la nueva temporada

Sigurdsson celebra un gol contra el West Ham. EVERTON FC

Este Everton ilusiona y su objetivo no es otro que alcanzar cotas europeas. Dirigidos por uno de los entrenadores con más títulos en la historia de este deporte, con jugadores de clase mundial en sus filas y la construcción de un nuevo estadio en el horizonte, el proyecto es más que ambicioso. Al fin y al cabo es lo que merece el cuarto club más laureado de Inglaterra, ya son 25 años sin conseguir un trofeo y su afición ansía tocar metal.

Sin embargo, estamos acostumbrados a que el Everton decepcione. Luchar por ese objetivo va a ser más que complicado y tampoco tiene portero y defensas para ello. Los ‘Toffees’ aspiran al séptimo puesto, pero quedar entre el octavo y el décimo tampoco estaría mal para ser el primer año de proyecto.

Jugadores a seguir

Richarlison: viene de ser la estrella del equipo en las dos últimas campañas, en las cuales ha producido 35 goles entre tantos y asistencias además de aportar siempre en defensa. Titular con la selección de Brasil y campeón de la Copa América de 2019, es el jugador franquicia del Everton. Renovado hasta 2024, proyecto de crack.

James Rodríguez: ¿Qué decir del colombiano? Uno de los fichajes más mediáticos del verano. El Premio Puskas 2014 y Bota de Oro del Mundial de Brasil solo ha cuajado dos excelentes temporadas desde entonces (una en el Madrid y otra en el Bayern, ambas a las órdenes de Carletto). Será el director de orquesta del equipo, top a balón parado y lanzando a los hombres de ataque. Se esperan un gran número de goles y asistencias. Su repercusión ha sido mundial, un gran movimiento del Everton también en lo extradeportivo.

Digne: No triunfó en el Barcelona pero en Goodison Park se ha erigido en uno de los mejores laterales izquierdos de Europa. Sublime en defensa, cuando se incorpora al ataque siempre lleva peligro. Un guante a balón parado.

Este sitio web utiliza cookies. ¿Acepta nuestra política de cookies? Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies