La revolución estancada del Arsenal

El proyecto de Mikel Arteta no acaba de despegar y presenta algunos problemas que se vieron en otras etapas de los ‘Gunners’

En el mundo del fútbol hay un fenómeno que suele ocurrir en la gran mayoría de clubes. Llevarlo a cabo es tan duro como necesario; supone romper con el curso normal para (intentar) cambiar la dinámica, generalmente negativa, de este. En efecto, estamos hablando de los cambios de ciclo. Un momento que marca un antes y un después dentro de la historia de un club.

Hace algo menos de un año, Mikel Arteta fue nombrado entrenador tras la aventura sin suerte de Unai Emery y del interino y ex jugador ‘Gunner’ Fredrik Ljungberg. La llegada del joven entrenador al banquillo supuso un punto de inflexión para el club londinense: se produjo un cambio de dinámica y de actitud en el club. Había un plan claro de partido que se fue perfeccionando a medida que pasaban las jornadas. Volvía la esperanza al Emirates Stadium. Volvía la fe.

El anhelo de grandeza que durante todos estos últimos e irregulares años del Arsenal ha rodeado al club, se convertía en ilusión por ver un equipo competir de una manera que recordaba a un bonito y glorioso tiempo pasado. Como bien cantaba el grupo angloespañol SMILE: «The good old times».

Aquella pasada campaña terminó con un Arsenal irreconocible, ganadores de la FA Cup ante el Chelsea y con grandes planes para la campaña venidera. Mikel Arteta, el artífice de cambiar el rumbo del equipo, estaba al frente de un equipo en auge. La revolución había comenzado. El cambio de ciclo había surtido efecto.

Aubameyang y Arteta con el título de FA Cup. ARSENAL FC

A pesar del impacto económico sufrido por la pandemia de la COVID-19, los londinenses supieron firmar jugadores de gran calibre para esta temporada: Willian Borges, Gabriel Magalhaes, la vuelta de Dani Ceballos y la llegada de última hora de Thomas Partey. A priori, se quedaba una plantilla muy competitiva. Con veteranía y juventud a partes iguales. Todo parecía ir en la misma dirección.

Un comienzo de temporada ilusionante donde Fulham y West Ham fueron los primeros verdugos de los chicos de Arteta. Dos partidos de escándalo, con un claro dominador y justo ganador. Tres derrotas en los siguientes cuatro encuentros ante los gallitos de la liga empezaban a sembrar las primeras dudas a los aficionados, acostumbrados a vivir en una montaña rusa constante. Liverpool primero, Leicester y Manchester United después fueron los que empezaron a sofocar la revolución ‘Gunner’.

En Europa la cosa era bien distinta: ni un partido perdido hasta la fecha y asestando sendas goleadas a sus rivales. Entonces, ¿por qué un equipo competitivo no podía (valga la redundancia) competir contra los más grandes en Inglaterra?

Arteta da instrucciones a sus jugadores. ARSENAL FC

Una pregunta cuya respuesta es sencilla: el efecto Arteta se iba diluyendo. Los rivales habían aprendido a jugar contra un equipo con carencias defensivas muy notables que un solo hombre (Gabriel) no podía solventar. El nivel de Bellerín no era el idóneo, Ceballos no encontraba el nivel del pasado año, Aubameyang no anotaba y Pépé parecía no estar.

Derrota ante el Aston Villa, Wolves y Tottenham en los siguientes cuatro partidos. Decimoquinto en la tabla sin atisbo de poder revertir la situación en liga a corto plazo. Tras un intento de revolución ganando la FA Cup y dando un golpe sobre la mesa, parece que ha quedado estancado el progreso. Mikel Arteta tiene la llave para abrir la puerta, pero los jugadores son los únicos que pueden cogerla y usarla. Nadie más.

Un Arsenal apagado, con las luces fundidas, debe reponerse del golpe. Es cuestión de actitud y mentalidad. En Europa las cosas marchan de manera distinta. Son dos mundos paralelos: Lacazette brilla y Reiss Nelson comanda un equipo herido. ¿Y si sentar a Auba y darle minutos a Nelson en liga es la solución? Solo el técnico lo sabe. Una revolución estancada, sí. Pero con antecedentes de revertir situaciones peores. Arteta tiene un plan. Confíen.

Este sitio web utiliza cookies. ¿Acepta nuestra política de cookies? Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies