Los nuevos propietarios de la Premier y la descapitalización del fútbol inglés

En Inglaterra el fútbol es distinto. En las islas, el ‘football’ juega un papel fundamental dentro de todo el entramado social. Da igual grandes ciudades que pequeños barrios, todos los miembros de la comunidad guardan una relación estrecha con el club de su localidad. De ahí la trascendencia de lo que está sucediendo en la Premier League. El modelo de gestión de esta liga atrae cada vez más el capital extranjero, que ve en este sector una oportunidad de negocio inigualable.

El último caso ha sido el del Burnley. Un nuevo club de propiedad local que se ve obligada a vender al verse incapaz de competir con las nuevas potencias económicas que entran dentro del fútbol inglés. ALK Capital, capitaneado por el empresario norteamericano Alan Pace, ha decidido invertir en un pequeño club de una pequeña ciudad de Inglaterra para entrar de lleno dentro del negocio del fútbol inglés.

Alan Pace y Michael Garrick y John Banaszkiewicz durante la firma de la venta de las acciones del Burnley a ALK Capital. BURNLEY F.C.

Y es que la llegada de dinero extranjero ha endurecido las barreras de entrada del fútbol inglés. Ante las enormes cantidades de capital que se mueven a día de hoy no todo el mundo puede manejarse dentro del fútbol de las islas. Dentro de la inflación que el mundo del balompié ha experimentado en términos generales, el inglés se ha convertido en el sistema puntero en gasto no solo a nivel europeo, sino también mundial.

Los clubes ingleses viven a todo tren y cada vez menos gente puede subirse. Ese ha sido el caso de Michael Garrick, un humilde empresario local que se vio obligado a vender la propiedad del Burnley a un fondo de inversión estadounidense al no poder competir en los términos económicos que planteaban el resto de clubes.

En efecto, si centramos nuestra mirada en las fortunas de los dueños de la Premier League nos encontraremos con patrimonios multimillonarios.

Los propietarios de cada club de la Premier League, su nacionalidad y su fortuna personal. BTB
Tabla que compara las fortunas (en miles de millones) de los dueños de la Premier League. BTB

Si observamos esta tabla elaborada con los datos de la revista Forbes, así como noticias de periódicos digitales locales como Leeds Live, Football.london y Birmingham Live, nacionales como Talksport y la web de ALK Capital podemos ver como de 20 propietarios, 17 son billonarios. Además, los seis propietarios más ricos de la Premier son extranjeros, seguidos de Joe Lewis, dueño del Tottenham Hotspur.

A la izquierda, gráfico circular que representa el porcentaje que supone cada nacionalidad dentro del total de los dueños de la Premier League. A la derecha, comparativa entre la cantidad de dueños locales y extranjeros. BTB

Por otro lado, también se puede ver que el número de propietarios británicos solo asciende a cuatro, un 20 % del total, superados por los estadounidenses en uno tras la venta de Garrick a Alan Pace.

Gráfico circular que desgrana los porcentajes del capital total de los clubes de la Premier League divididos en función de la nacionalidad de los propietarios. BTB

No obstante, en términos meramente monetarios los países de Oriente Medio poseen casi ¼ del total del dinero que poseen los propietarios del fútbol inglés, mientras que los británicos solo cuentan con un simple 11,15 % que les sitúa por debajo de los estadounidenses o los chinos.

Todo esto tiene sus pros y sus contras. Por un lado, la inyección de capital extranjero ha elevado el techo competitivo de una liga que para muchos aficionados ya es la mejor del mundo. Sin embargo, no cabe duda de que la descapitalización de la propiedad de los clubes de la Premier League ha deteriorado el vínculo que pudieran tener los aficionados con el equipo de su localidad.

Es muy difícil que un empresario saudí, chino, estadounidense… sea consciente de la importancia de un equipo de fútbol dentro del modelo social inglés, lo que puede dar lugar a polémicas como la que protagonizó el propietario del Cardiff City, cuando cambió los colores del equipo al rojo y el animal del escudo a un dragón, lo que provocó la indignación de toda la afición.

Vichai Srivaddhanaprabha pasará a la historia como el propietario que conformó el Leicester campeón de la Premier League. LEICESTER CITY

Hay excepciones, sin duda, como la del Leicester City, donde los aficionados sienten profunda devoción. Solo hay que observar cómo se volcaron todos los fans en el entierro de Vichai Srivaddhanaprabha (padre del actual propietario) tras un accidente de helicóptero.

Quitando de estas excepciones, la realidad es que la llegada de nuevos propietarios al fútbol inglés es un peligro. Jeques que buscan lavados de imagen, empresarios a la caza de plusvalías… son numerosas las amenazas que se ciernen sobre el deporte rey en las islas. Porque el fútbol o ‘football’ en Inglaterra es distinto.

Este sitio web utiliza cookies. ¿Acepta nuestra política de cookies? Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies