Patrick Bamford: el cerebro antes que los pies

El delantero inglés es perfecto para la idea de juego de Bielsa. Además, ya ha marcado 10 goles en 15 partidos de Premier

El regreso del Leeds United a la Premier League supuso el ascenso de un histórico a la élite inglesa. De la mano de Marcelo Bielsa, el conjunto de Elland Road retornó esta temporada a primera división tras 16 años, devolviendo la sonrisa a una de las aficiones más leales de Inglaterra. Entre los múltiples nombres que hicieron posible la hazaña, figura Patrick Bamford, quien, con 16 goles en 47 encuentros, se consagró como el máximo anotador del plantel la campaña pasada.

Sin embargo, de cara al regreso de los ‘Whites’ a la categoría de oro británica, el delantero fue puesto en tela de juicio por la opinión pública. Pese a su marca goleadora, Bamford cargaba con un importante cúmulo de fallos de cara al gol (con un 11,59 % de efectividad en la temporada pasada de Championship, según datos de StatsBomb), asunto por el cual su desempeño en la Premier (competición que previamente había disputado sin pena ni gloria) sembraba dudas. Parecía estar destinado a formar parte de la lista de futbolistas que, tras brillar en divisiones inferiores, se estrellan en primera. Por fortuna, la historia ha tenido un desenlace totalmente distinto: Bielsa ha mantenido su confianza en el ariete, y este viene cumpliendo con creces.

Despejando las dudas

«Para muchos, el fútbol se juega con los pies. Para mí, se hace con la cabeza y se usan los pies», afirmó Johan Cruyff en el documental Gracias, Johan. Esta reflexión, tan breve como profunda, define sencillamente a Bamford. El ‘9’ de los ‘Whites’ no es el más rápido, ni el más fuerte, ni el más incisivo de cara al arco, pero comprende e interpreta el juego como pocos. Es un jugador que, mediante su altísimo grado de IQ, genera muchas ventajas tanto para él como para sus compañeros.

Bamford es esencial para Bielsa. YORKSHIRE POST

Ha de destacarse lo funcional y productivo que resulta Bamford en el esquema de Bielsa. El ‘9’ desempeña un rol fundamental en un equipo donde el control de la posesión, la verticalidad y la presión intensa son rasgos característicos. Lejos de ser un hombre de área, el ariete es un activo constante en la elaboración del juego y, además, no negocia esfuerzos al apretar arriba al rival. Su repertorio futbolístico se suma a una brutal condición física, requerimiento indispensable para sostener el ritmo que propone el Leeds.

El oriundo de Lincolnshire atesora mucha sensibilidad en sus movimientos. Produce yendo al apoyo (a destacar su abanico de recursos para controlar el balón), cayendo a banda, fijando o arrastrando marcas para generar espacios. Como se mencionó anteriormente, no es un futbolista rápido, pero aun así también ofrece soluciones mediante sus rupturas a espaldas de la defensa contraria. Esto último pone de manifiesto que la clave de cada una de sus acciones ofensivas no está en la velocidad de sus piernas, sino en la que posee su cerebro para interpretar el contexto. Esas milésimas de segundo que le gana a su oponente acaban siendo, generalmente, diferenciales.

Bamford celebra un gol con el Leeds. PREMIER LEAGUE

Pero la capacidad cerebral de Bamford no está siendo (al menos hasta ahora) su única fortaleza dentro del campo. Y es que, desde el inicio de campaña, el delantero viene sumando muchísimo de cara al arco. Con 10 anotaciones en sus primeros 15 juegos de la actual Premier, es el jugador que más goles ha anotado a esta altura de la temporada con un recién ascendido desde el curso 99-00. Además, su efectividad goleadora viene presentando una mejora respecto a la campaña anterior (18,52 % hasta la fecha, de acuerdo a UnderStat). Pese a no ser un definidor de élite (aunque en menor medida, sus fallos de cara al gol continúan siendo recurrentes), el ‘9’ se encuentra entre los máximos artilleros de esta Premier, siendo el mayor productor de goles de su equipo. Actualmente, lleva anotado el 40 % de los tantos de los ‘Whites’ en el campeonato inglés.

Con la confianza de su lado, Bamford ha convertido en cenizas las dudas que, apenas meses atrás, se cernían sobre él. El reto no era sencillo, pero el delantero ha sabido estar a la altura desde el primer día. Actualmente es uno de los estandartes del Leeds, destacando por sus labores tanto dentro como fuera del área. De mantenerse esta tónica, puede que, hacia final de temporada, estemos hablando de uno de los nombres propios de la vigente edición de la Premier.

Este sitio web utiliza cookies. ¿Acepta nuestra política de cookies? Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies