Volando cual gaviotas

Disputar la Premier League es el mayor sueño de los equipos pequeños de Inglaterra. Decenas de clubes anhelan pisar algún día el escalón más alto del balompié británico, un privilegio sumamente complicado de alcanzar del que gozan tan solo 20 instituciones cada temporada. De cara a la campaña 17-18, un modesto equipo con sede en una turística ciudad costera de Sussex Oriental consiguió uno de los preciados boletos para disputar, por primera vez en su historia bajo el formato actual, la división de oro. Este club no es otro que el Brighton & Hove Albion, el cual, tres temporadas después, se mantiene en la élite con un proyecto de lo más ilusionante.

Luchando en la zona media-baja de la tabla, los ‘Seagulls’ llevan tres cursos logrando la permanencia (dos veces en el puesto 15 y una en el 17). Tras una primera temporada bajo el mando de Chris Hughton, capitán de barco en el ascenso a primera división, la directiva le cedió las llaves a Graham Potter. Una apuesta arriesgada, pues este último, que venía de dirigir al Swansea City en el Championship, no contaba con experiencia previa en la Premier. Pero, como reza el dicho, «el que no arriesga, no gana», y vaya si el Brighton viene ganando desde la llegada del estratega inglés, quien ha confeccionado un equipo sumamente atractivo y reconocible.

Si uno se dispone a ver al Brighton sin tener la más remota idea de qué lugar ocupa en la tabla, probablemente pensará que navega por la zona media-alta, aguardando algún tropezón de los de arriba para asaltar puestos europeos. Se trata de un equipo vistoso que presenta generalmente un 1-3-4-2-1 o 3-4-1-2 en fase ofensiva y un 5-3-2 o 5-2-3 en fase defensiva. Prioriza la tenencia del esférico (actualmente es, junto al Arsenal, el sexto equipo con mayor posesión de la Premier, con una media de 50 %), buscando progresar por bajo de forma fluida. Y es que, si algo caracteriza a los muchachos de Potter, es el buen trato de balón.

Graham Potter dirige al Brighton desde mayo de 2019. PREMIER LEAGUE

Ya en la línea defensiva encontramos piezas que, tanto con espacios como bajo presión, ofrecen muchas soluciones con la pelota en los pies. Los centrales externos (habitualmente, Adam Webster y Ben White, quien también puede actuar como pivote) estiran el bloque a través de sus conducciones y baten líneas por medio del pase. Lewis Dunk, líbero y capitán de los ‘Seagulls’, también aporta a nivel asociativo, aunque recorre menos metros que sus compañeros de zaga. A esto debemos sumarle la figura de Yves Bissouma, pivote de pura entrega que apoya a la defensa en salida y distribuye con mucho criterio. Y cómo no hacer mención a Alexis Mac Allister, quien, tras un proceso de adaptación algo complicado, se ha ganado un lugar importante. El enganche argentino, capaz de manejar los hilos del equipo, suma mucho con y sin balón fruto de su dominio entre líneas.

En zonas exteriores, el Brighton también posee elementos interesantes. Tariq Lamptey, canterano del Chelsea, venía siendo clave como carrilero derecho hasta su lesión de muslo en diciembre. Jugador explosivo, incisivo al espacio y con mucho desborde. Considerado como una de las grandes promesas de la Premier, el joven inglés es sinónimo de ruptura. Por el sector izquierdo encontramos a Solly March, quien ya lleva 10 años en las filas del club. No es vertiginoso como Lamptey, pero está dotado de una gran técnica y una alta comprensión del juego. Lamentablemente, se perderá lo que resta de temporada por una lesión en la rodilla.

En materia defensiva, el Brighton es un conjunto muy ordenado que protege de forma eficaz los espacios y gestiona muy bien la profundidad. Cuando cierra líneas en campo propio, los rivales entienden que tendrán que esforzarse mucho para abrirse paso, pues el bloque de los ‘Seagulls’ se caracteriza por ser compacto. Aquí resulta oportuno hacer referencia a Lewis Dunk, quien lleva la cinta de capitán muy bien puesta. El corpulento central inglés, líder y referente de su equipo, se ha consolidado como uno de los mejores defensores de la Premier. Futbolista dominante en los duelos, tanto por bajo como por alto, y firme yendo al corte.

La felicidad de los ‘Seagulls’ tras marcar un gol. PREMIER LEAGUE

Otro aspecto a resaltar de este Brighton es la gran cantidad de talento joven que posee su plantilla. Potter es un entrenador que planifica con vistas al futuro, demostrando tener confianza en futbolistas de corta edad, tales como Robert Sánchez (23), Ben White (23), Tariq Lamptey (20), Michał Karbownik (19), Steven Alzate (22), Moisés Caicedo (19), Jakub Moder (21), Alexis Mac Allister (22), Aaron Connolly (21) o Andi Zeqiri (21). A día de hoy, el promedio de edad del equipo sureño es de 25,2 años.

En cuanto a los puntos bajos del conjunto del Amex, cabe enfatizar en su escasa producción goleadora. Actualmente, es, junto al Newcastle, el sexto equipo con menos tantos convertidos en lo que va de Premier (25). Si bien Neal Maupay (máximo anotador de los ‘Seagulls’ en este curso con siete dianas en 24 encuentros) aporta en este rubro, está lejos de emular los imponentes registros que consiguió con el Brentford en el Championship. En una competición como la Premier, en la cual los gritos sagrados abundan, no contar con un goleador nato supone habitualmente una limitación importante. Recurrir al mercado en busca de un jugador de este perfil sería una decisión más que acertada por parte de los ‘Seagulls’.

Sin un presupuesto exorbitante, pero con un corazón valiente y un estilo de juego cautivador, el Brighton busca seguir trepando escalones. El equipo sureño ha comenzado el 2021 por todo lo alto, pues sus meritorios triunfos ante dos auténticos colosos, como lo son Liverpool y Tottenham, le han permitido alejarse de la zona roja de la Premier. No cabe duda de que el proyecto de Potter, quien ha llenado de ilusión las gradas del Amex, apunta alto.

Este sitio web utiliza cookies. ¿Acepta nuestra política de cookies? Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies