Jacob Ramsey, otro joven ‘villano’ que acapara las luces de Birmingham

Una observación de la última perla de la cantera del Aston Villa

En el imaginario social, cuando dos figuras legendarias unen sus caminos es porque algo va a suceder. En esta ocasión, el destino de un mítico club como el Aston Villa se encuentra en manos de Steven Gerrard, otro histórico del fútbol inglés. Y, si a la magnitud de estos dos entes unimos la magia y fantasía de una ciudad como Birmingham, se obtiene un cóctel ideal para empezar a soñar.

Desde finales de noviembre el ex jugador del Liverpool es el técnico que se sienta en el banquillo de Villa Park. El mal inicio de temporada de los ‘villanos’ llevó a la destitución de Dean Smith; y a la posterior presentación de ‘Steve’ como nuevo entrenador. Tres años en el fútbol escocés y un título liguero con el Rangers FC son su carta de presentación para iniciarse en la Premier League.

En estos dos meses, cuatro victorias en los últimos siete partidos son los primeros frutos del nuevo Aston Villa. El equipo ha mejorado en todos los aspectos numéricos, pero para el aficionado hay algo más especial que se está fraguando en las filas del equipo: Jacob Ramsey. De igual modo que ocurría con Jack Grealish, hay un nuevo ‘Peaky Blinder’ que despierta sensaciones en Birmingham.

El chico, natural de la ciudad, ha sido criado en las filas ‘villanas’ desde los seis años y ha desarrollado toda su carrera allí, excepto un breve periodo de seis meses en League One con el Doncaster Rovers. Debutó como jugador profesional en 2019, cuando el Aston Villa militaba en Championship. Desde entonces, la carrera del joven Ramsey no ha parado de ascender como la espuma hasta el día de hoy.

Sus registros en Premier League

Jacob Ramsey define para anotar su segundo gol de la temporada. PREMIER LEAGUE

La carrera de Ramsey con el Aston Villa sigue un paralelismo a la de Emile Smith-Rowe y el Arsenal. El joven centrocampista de Birmingham debutó la temporada pasada en Premier League, y ya son 38 partidos oficiales en la máxima competición del fútbol inglés. En la presente campaña ha disputado un total de 16 partidos, siendo titular en 11 ocasiones. Es el décimo jugador de la plantilla que más tiempo ha estado sobre el verde con un total de 1.004 minutos.

Además, esta situación se magnifica desde la llegada de Gerrard a Villa Park ya que el jugador ha gozado de mayor relevancia aún. En siete de los ocho partidos con el nuevo entrenador Ramsey ha sido titular; habiendo disputado 558 minutos y, únicamente, sin vestirse de corto en su encuentro contra el Manchester City.

Su presencia en el once de Gerrard no es ya ninguna sorpresa. En lo que va de Premier ha participado en el 62 % de los minutos totales posibles y ha anotado dos goles (Arsenal y Norwich City), unos números más que aceptables para el joven centrocampista.

Así juega Jacob Ramsey

Mapa de calor de Jacob Ramsey en Premier League. SOFASCORE

En los últimos partidos, los ‘villanos’ han formado sobre el verde en 1-4-3-3. El protagonista de este análisis ha participado como interior izquierdo en la línea de tres centrocampistas, escoltando, junto al otro interior, a Douglas Luiz. Se trata de un centro del campo bastante físico, pero sin enmarcarse dentro del perfil de centrocampista rocosos. Más bien es una línea de mediocentros con mucho recorrido y capacidad de llegada en ambas áreas.

Ramsey sería una especie de jugador ‘box to box’ con mucho trabajo a nivel defensivo. Se trata de un perfil similar al de Mateo Kovačić en el Chelsea. Ambos comparten una cualidad muy especial y que casa de manera perfecta en el fútbol inglés: la rápida conducción con el balón pegado a los pies. Ese cambio de ritmo en los diez primeros metros lo hace un jugador diferente y con capacidad para romper líneas.

Brilla más por su faceta defensiva que ofensiva, al menos de momento. Jacob ha realizado con éxito 29 ‘tackles’ en lo que va de Premier League, lo que supone ganar el 62 % de las entradas realizadas. Su papel para desbaratar ocasiones de peligro rival es notable, ha realizado seis bloqueos y nueve intercepciones de balón. La idea de Gerrard con él es encimar a los centrocampistas rivales para evitar que el equipo se arrincone en el área.

Ramsey interecpta un balón durante el partido ante el Crystal Palace. PREMIER LEAGUE

Esa capacidad para salir rápido viene precedida, en muchas ocasiones, de su habilidad para recuperar la posesión. De hecho, sus estadísticas muestran que 49 han sido las veces que Ramsey ha logrado arrebatar el balón a sus rivales con una media de cuatro duelos ganados por partido. Todo ello lo lleva a ser uno de los centrocampistas más versátiles de esta presente campaña. Ha realizado 14 faltas en 17 partidos, menos de una por partido; y sancionado con amarilla en tres ocasiones.

No es un futbolista que destaque por su faceta ofensiva, aún así ha anotado dos tantos. Promedia 1,1 tiros por partido y ha conseguido materializar el 12 % de sus disparos. Su influencia en el juego suele ser más sin balón, pero su acierto supera el 86 %. Es importante en la salida de balón del equipo, ambos interiores caen a banda para recibir el esférico y empujan a sus laterales al campo rival para ganar amplitud y espacios.

Jacob Ramsey cae a banda para facilitar la salida de balón del Aston Villa. DAZN

Su último encuentro en Premier League

La vigesimoprimera jornada de la competición los enfrentaba al Brentford en el Community Stadium de Londres. Ambos equipos llegaban al partido tras caer en sus anteriores encuentros y necesitaban los tres puntos para establecerse en la media tabla.

Gerrard repetía esquema pero no once titular tras las bajas de Watkins y Mings. El cielo gris y una ligera lluvia insistente cubrían a los 22 protagonistas del encuentro. Ramsey ocupó su posición habitual de interior izquierdo, pero no se le vio demasiado brillante. De nuevo su principal aportación fue a nivel defensivo, siendo sobre todo un péndulo en la basculación del centro del campo.

Para Gerrard es una opción muy fiable, pues dado el físico que tiene y su capacidad de recorrer muchos metros le sirve para presionar muy alto y ayudar en tareas defensivas. Realizó tres barridas con éxito y seis duelos ganados, uno de ellos sirvió para cortar una contra de peligro conducida por Ivan Toney.

Ramsey logra robar el balón y frenar la contra peligrosa del Brentford. DAZN

Durante la primera parte contactó un número considerable de veces con la pelota, la mayoría en salida de balón cuando se abría a banda y dejaba el carril para Targett. Gerrard ha inculcado a sus interiores que esa es la posición que han de ocupar para conducir la pelota hacia la portería contraria.

Llegados al descanso con empate a uno, su papel en la segunda mitad se diluyó por completo. Estuvo desaparecido, intentó varios desmarques al espacio y algún cambio de ritmo con balón; sin embargo, viendo que los ‘Bees’ se hacían con el control del centro del campo el entrenador decidió sustituirlo.

El partido terminó con derrota para el Villa. Cuatro victorias y cuatro derrotas para Gerrard al frente de los ‘villanos’ que deja a los aficionados conformes, pero con la sensación de que el equipo tiene que estar más arriba

El último baluarte para la defensa del Chelsea

Una disección de Trevoh Chalobah, la nueva pieza de la zaga del Chelsea

El continente europeo tiene nuevo dueño desde finales de mayo de 2021. Un monstruo, en términos futbolísticos, de color azul que campeonó en la máxima competición a nivel de clubes. Thomas Tüchel es su creador. Transformar al antiguo Chelsea, endeble y con poca claridad, en campeón de la Champions League no fue tarea fácil. Seguro que por la cabeza del técnico alemán se dibujó la frase «no hay mejor ataque que una buena defensa».

De ahí que la solidez defensiva fuera una de las claves para alcanzar el título. Los ‘Blues’ fueron el equipo menos goleado con cuatro goles en toda la pasada edición. Además, en la competición doméstica con 36 tantos fue el segundo equipo que menos encajó. En esta campaña liguera la situación se repite, los de Stamford Bridge han visto su portería agujereada únicamente once ocasiones. Y, a que esto sea así ha ayudado el papel del joven central debutante Trevoh Chalobah.

¿Quién es Trevoh Chalobah?

El chico, con nacionalidad inglesa pero natural de Sierra Leona, es la apuesta de Tüchel para ser el cuarto o quinto central, en función de la posición de Azpilicueta. Tanta es la confianza del alemán en él que, en verano, lo prefirió por delante de Kurt Zouma (West Ham). Con 22 años y una presencia imperiosa ha disputado 124 partidos como profesional. Dos etapas en Championship en Ipswich y Huddersfield; y la pasada campaña con el Lorient en Ligue 1.

Sus logros en categorías inferiores son notables: con el Chelsea consiguió la Uefa Youth League, y con la selección inglesa el Campeonato Europeo sub-19. No obstante, su impacto en el Chelsea ha sido inmediato, pues disputó los 120 minutos del partido de Supercopa de Europa contra el Villarreal CF donde los ‘Blues’ se alzaron con el título.

Sus datos en Premier League

Chalobah no puede contener la emoción por su primer gol en Premier. PREMIER LEAGUE

Parecía difícil armar un mejor bloque defensivo en el Chelsea, pero la llegada de Trevoh ha supuesto una opción más para Tüchel. La situación del debutante es distinta a la de Gallagher en el Palace o de Smith Rowe en el Arsenal, ya que él es defensa central y dicha posición, en el equipo, está bastante poblada. No obstante, ha disputado once partidos de la competición, siendo titular en nueve de estos y con un total de 748 minutos sobre el verde.

A pesar de ser defensa y participar poco en labores ofensivas, su papel en materia goleadora es notable. En esta presente campaña ha sido capaz de anotar dos tantos, y es el central más goleador de la liga con dos tantos; compartiendo ese estatus con otros defensas como Marc Guehi (Crystal Palace), Ezri Konsa (Aston Villa) o Ben Mee (Burnley).

Pero más allá de su papel en la faceta ofensiva, su impacto en el equipo brilla más en tareas defensivas. Cuando Trevoh está sobre el verde el Chelsea no ha perdido el partido. En estos primeros 11 partidos en la máxima competición inglesa ha ayudado al Chelsea a mantener la portería a cero en cinco ocasiones. Además, únicamente han encajado tres goles, lo que supone un menos de un tanto cada tres encuentros.

Así juega Trevoh Chalobah

Mapa de calor de Trevoh Chaloba en Premier League. SOFASCORE

No se entiende el éxito que ha tenido el Chelsea de Tüchel sin poner el foco sobre el sistema de juego que utiliza. El alemán ha propuesto, desde que llegó en enero a Londres, el esquema 1-3-4-2-1. En esa línea de tres centrales es donde suele actuar Trevoh Chalobah. El joven central llegó como última opción para completar ese abanico de posibilidades para el técnico alemán. Rüdiger, Thiago Silva, Christensen e incluso Azpilicueta estaban por delante del chico en las quinielas.

Dadas sus cualidades la posición que más ha ocupado ha sido la de defensa central por la derecha. Su condiciones físicas lo avalan para escoltar al compañero que juega en el eje central de la línea de tres. Su trabajo a nivel defensivo no tiene ninguna pega. Promedia 1,6 entradas por partido lo que supone un total de 18 ‘tackles’ realizados con éxito.

Trevoh realiza una entrada durante su encuentro contra el Southampton. PREMIER LEAGUE

El 50 % de estas barridas han tenido sus frutos. Y esto, culturalmente, para el aficionado inglés siempre ha sido motivo de aplauso y elogio. Es un central eficiente y duro, pero no violento. Únicamente ha cometido 10 faltas en esta presente Premier League, menos de una por encuentro. Además, bloquea 0,4 disparos e intercepta un balón por encuentro.

La forma más escéptica de definir lo que es Chalobah como jugador sería que es un gran central rematador. Puede ser uno de los zagueros más difíciles de sobrepasar cuando el balón es jugado por el aire y él se encuentra de cara al mismo. En la presente temporada 45 son los duelos totales ganados, siendo 17 de ellos en la faceta aérea.

Chalobah gana un nuevo duelo aéreo durante el encuentro ante el Everton. DAZN

Su trabajo en la creación del juego del equipo pasa a un segundo plano. Promedia 51,5 pases por partido, pero estos suelen ser toques de continuación sobre sus compañeros más cercanos y rara vez rompen líneas.

Su último partido en Premier League

Necesitaba el Chelsea la victoria para mantenerse en la lucha por el título, y lo acontecido ayer, en el Molineux Stadium, estuvo lejos de cubrir las exigencias ‘Blues’. El encuentro entre Wolverhampton y Chelsea se saldó con un empate a cero.  El partido de ayer suponía la novena titularidad del joven inglés en Premier League, y el empate ratifica que cuando Trevoh está en el Chelsea no conoce la derrota.

No estuvo cómodo en el doble pivote compartido con Kanté, y la climatología neblinosa no ayudó a la práctica futbolística. El inglés actuó como mediocentro más fijo, liberando al francés de su posición para que saltara a la presión, aunque no surgió el efecto que esperaba Tüchel.

Chalobah toma posesión de la zona que deja desprotegida la presión de Kanté. DAZN

Su papel era actuar como nexo entre los defensas y la línea de ataque ‘blue’. Con la presión alta el Chelsea pasaba de 1-3-4-2-1 a formar un 1-4-2-3-1. El inglés ocupaba el espacio libre que dejaba Kanté a su espalda. Fue un partido tedioso pero el papel defensivo de Chalobah siguió en su línea. Ganó la mayoría de duelos aéreos y desactivó varias contras de los ‘Wolves’. Raúl Jiménez le sacó la primera cartulina amarilla de la temporada al defensa inglés.

Cerca del minuto 35 un choque con Thiago Silva lo dejó mermado hasta el final de la primera mitad. Ahí terminó el partido para Trevoh que no realizó un gran encuentro dado el contexto en el que jugaba. Además, el bloque bajo del Wolverhampton y las contras dificultaron su papel en el partido.

Con el empate, el Chelsea se descuelga un poco más de la lucha por el título liguero y ansía la vuelta de los lesionados para encarar el resto de partidos que le esperan de aquí al final de año.

El joven artillero que destroza la Premier League

Una lectura sobre Emile Smith Rowe, la joya del Arsenal que reluce en Premier League

Las tierras del norte de la ciudad de Londres han sido gobernadas futbolísticamente, durante la mayor parte de la historia, por el Arsenal FC. El equipo ‘Gunner’ ha gozado de un estatus superior a sus muchos rivales y vecinos de la ciudad, aunque una marea ‘Blue’ se esté haciendo cada vez más notable desde hace poco menos de dos décadas. Tras una mala campaña del Arsenal parece que, este año, las sonrisas vuelven a aparecer en las caras de los aficionados artilleros.

Gran parte de la culpa de ello la tiene una de las perlas del equipo, Emile Smith Rowe. Un nuevo tesoro futbolístico que mantiene viva la ilusión por volver a ser un equipo ‘invencible’. Y así lo eran hasta hace escasas semanas cuando el Liverpool de Klopp decidió romper la racha de 10 partidos sin conocer la derrota; y el Manchester United, hasta hace unos días entrenado por Michael Carrick, lo reafirmó en la jornada intersemanal.

El joven canterano, que suma ya más de 60 partidos con el conjunto ‘Gunner’, se ha convertido en una esperanza, junto con Bukayo Saka, para devolver al Arsenal a lo más alto de la competición. El protagonismo de Smith Rowe es tal que sus números en la presente campaña son de top mundial.

El londinense ha participado en los 14 encuentros de liga que ha disputado el conjunto de Arteta hasta la fecha, siendo titular en 13 de ellos. El centrocampista es el jugador más utilizado por el entrenador y el que más tiempo ha estado en el terreno de juego de toda la plantilla, con un total de 1.143 minutos en Premier.

Sus cifras en Premier League

Smith Rowe celebrando su tanto contra el Aston Villa. PREMIER LEAGUE

A diferencia de Conor Gallagher, protagonista del último análisis en BOX TO BOX; esta no es la primera campaña de Smith Rowe en Premier. El centrocampista debutó en liga con el Arsenal dos temporadas atrás y el año pasado fue protagonista en las horas bajas del equipo. Esta campaña se ha destapado como goleador y prueba de ello está en los cinco dianas que ha anotado hasta la fecha en Premier. Es el jugador que más goles y asistencias ha convertido del equipo.

A sus 21 años de edad, Smith Rowe ha participado en un total de 13 goles en sus primeros 36 partidos de Premier con el Arsenal. Unos números que le han servido para debutar con Inglaterra y para levantar la Community Shield de 2021, su primer título oficial como jugador ‘Gunner’.

Así juega Emile Smith Rowe

El esquema que más se ha repetido Mikel Arteta ha sido el 1-4-4-1-1. Ramsdale se ha vuelto amo de la portería y defendiendo el feudo Arteta ha armado una línea de cuatro con Tomiyasu, Gabriel, Ben White y Nuno Tavares. Emile es el encargado de ocupar la posición de medio izquierdo en la línea de cuatro centrocampistas, acompañando el doble pivote Lokonga-Partey, y Saka por derecha. La media punta es para Odegaard y la referencia ofensiva para el gabonés Aubameyang.

Mapa de calor de Emile Smith-Rowe esta temporada. SOFASCORE

El Arsenal acostumbra a llevar la iniciativa de los encuentros. Arteta ha dado con la clave para que el equipo sea combinativo y que no se rompa en defensa. A pesar de que en banda no se realzan las cualidades de Emile, la idea con el chico está clara: que goce de libertad para moverse hacia el centro y que el carril izquierdo quede todo para el lateral Nuno Tavares.

No se puede encadenar a un jugador de la calidad de Smith Rowe. Mantenerlo fijo en el sector izquierdo sería limitar el juego que atesora en sus botas, porque cuando él la tiene pasan cosas. Algo que destaca de Emile en su juego es la conducción que tiene con el balón, tanto por la velocidad como por el control de la pelota. Es una magnífica arma para romper líneas y ganar terreno rival. Además, es un jugador con una capacidad asociativa innata, es decir, busca siempre procrear el juego. Sus 31,1 pases de media por partido así lo avalan, y a ello hay que añadir un acierto del 89%.

Emile, con libertad de movimientos, cede el carril izquierdo a su lateral. DAZN

El canterano es determinante tanto en el juego del equipo como en el resultado de los encuentros. Sin desviarnos de su papel más asociativo, hasta la fecha tiene una media de dos ocasiones de peligro creadas por partido y 1,3 pases clave por encuentro; el resultado de ello son las dos asistencias repartidas en este primer tercio de la temporada.

Sin embargo, si por algo está destacando este año es por ese olfato goleador que ha desarrollado. He ahí una de sus principales bazas, crear peligro entrando desde segunda línea hacia el punto de penalti. Es su movimiento estrella y lo usa en la zona crítica donde más peligro tiene porqué puede definir las jugadas. De hecho, cuatro de sus cinco goles en Premier han llegado con remates desde dentro del área.

Smith-Rowe dispara para abrir el marcador en Old Trafford. PREMIER LEAGUE

Sus estadísticas en cuanto a la faceta anotadora son notables, 1,5 disparos por partido con 0,9 entre los tres palos; y un promedio goleador de 0,4 goles por encuentro, siendo un jugador que parte desde la banda izquierda. Todo ello lo ha llevado a ser nombrado MVP en dos ocasiones.

Su último encuentro en Premier League

La jornada intersemanal dejó uno de los encuentros más importantes dentro del fútbol inglés. El partido entre el Manchester United y Arsenal en Old Trafford se saldó con victoria para los ‘Red Devils’ por 3 a 2. De haber conseguido el triunfo los de Londres hubieran conseguido la tercera victoria consecutiva contra el United en Old Trafford. Todo joven futbolista sueña con aparecer en las grandes citas, y para Smith Rowe ya no es ningún reto.

El Arsenal, como de costumbre, fue quien se encargó de proponer más juego y de crear el mismo a partir de la pelota. Y es por ello que los primeros compases del partido fueron totalmente ‘Gunners’, asfixiando al United en la salida de balón. De ahí nacen las primeras ocasiones de peligro del Arsenal y tras algo de fortuna en un córner, Smith Rowe anotó el primero de la noche en Manchester.

Smith-Rowe anotando el primer gol en Old Trafford desde su zona de influencia. DAZN

Las órdenes de Arteta para Emile habían dado sus frutos. El inglés que tiene peligro cerca del borde del área disparó y anotó. No fue el gol más hermoso, pero sí uno de los quedan para la historia ya que suponía la primera vez que el Manchester United encajaba nueve goles de manera consecutiva en Old Trafford sin haber anotado ninguno.

Smith Rowe no es precisamente una extensión de Arteta en el campo, pero sí es una faro para el equipo para crear hacia delante y como vía de escape ante una presión alta del rival. Es una bombona de oxígeno. No es tan eléctrico como pueden serlo otros, sin embargo es un agente perfecto sobre el que pivotar.

Smith-Rowe actuando como un punto de escape para oxigenar el juego. DAZN

Es un tipo de jugador que no necesita estar en constante contacto con la pelota para ser peligroso, entiende qué movimiento ha de hacer para aprovechar una situación de ventaja espacio-temporal respecto al rival. Algo que destaca de él es que juega muy fácil, tiene un primer toque de balón envidiable, ya sea como pase de continuación o para descargar y dar aire al equipo.

Sin ninguna duda Emile es la sensación de la temporada en el Arsenal, una alegría para la afición ‘Gunner’ que sueña con poder volver a la máxima competición europea de la mano de sus jóvenes talentos. Con contrato hasta junio de 2026 el futuro del centrocampista está atado a Londres, y allí goza de todo para poder alcanzar su máxima versión liderando el proyecto de Arteta junto a su compañero Bukayo Saka.

Una nueva águila sobrevuela el cielo de Selhurst Park

Un análisis sobre Conor Gallagher, la promesa del Crystal Palace que brilla en Premier League

El futuro de los ‘Three Lions’ en el fútbol mundial está bien asegurado. A los Harry Kane, Declan Rice, Sterling, Mason Mount o Phil Foden se les están empezando a sumar la nueva camada de leones. Y es que el seleccionador inglés, Gareth Southgate, es un especialista en desenterrar nuevas joyas para su colección particular. Hoy, quien copa portadas y está en boca de todos es Conor Gallagher. El joven centrocampista del Crystal Palace que debutó con la selección nacional en la última ventana de clasificación para Catar 2022.

El chico de 21 años y natural de la ciudad de Epsom está siendo la sensación de este inicio de campaña en la Premier League. Canterano del Chelsea, tras una experiencia en Championship con el Charlton, y la pasada temporada con el West Bromwich Albion en Premier, ha recalado en el nido ‘Eagle’ para completar la plantilla de la leyenda Patrick Vieira.

Un Vieira que ha depositado toda su confianza en el joven mediocampista inglés. Gallagher ha formado parte del once inicial de los ‘Eagles’ en 11 de los 12 partidos disputados este año en la Premier, a excepción del encuentro que daba inicio a la temporada contra el Chelsea. El mediocentro ha jugado un total de 958 minutos, siendo el sexto jugador con más minutos disputados con un partido menos.

Sus números en Premier League

El impacto de Conor Gallagher en el Crystal Palace está siendo más que notable. El centrocampista lleva anotados cuatro goles y repartidas tres asistencias en este primer tercio de temporada que han servido para dar ocho puntos al equipo y colocarlo el décimo de la tabla con 16, a siete del descenso. El belga Christian Benteke y el costamarfileño Wilfred Zaha completan ese primer escalón goleador del equipo.

Conor celebra el segundo gol contra el Manchester City. PREMIER LEAGUE

Así juega Conor Gallagher

El sistema más utilizado por Patrick Vieira en estos 12 partidos de Premier League ha sido el 1-4-3-3. No es que este esquema se mantenga firme e inamovible durante los 90 minutos, sobre todo para Gallagher. La línea de tres centrocampistas acostumbran a formarla dos jugadores de corte defensivo como Kouyaté, Milivojevic y McArthur que han sido los más empleados; y el tercer mediocentro es Conor que desde el interior diestro goza de más libertad para moverse sobre el verde.

Vieira lo ve como un oxigenador del juego. Siendo el jugador más talentoso del centro del campo sabe que para explotar sus principales virtudes ha de estar liberado de tareas defensivas. De ahí que apueste por dos jugadores rocosos y físicamente superiores a Conor para emplearse en dicha materia. Los rasgos más destacables del joven inglés son su capacidad de filtrar pases entre los defensas rivales, la facilidad para lanzar contras con espacio por delante y su llegada de segunda línea.

Mapa de calor de Conor Gallagher esta temporada. SOFASCORE

El Crystal Palace no tiene un estilo de juego de carácter asociativo como el Manchester City, pero es un equipo que puede llevar la manija del partido y ser quienes propongan juego. Conor es un faro para Vieira. No es tanto un armador de juego en constante contacto con la pelota, pero sí es una luz móvil en zona de tres cuartos y siempre entre la línea defensiva y la de centrocampistas rivales. En un limbo futbolístico donde se mueve como pez en el agua.

Conor Gallagher es un ‘playmaker’ en toda regla. Prácticamente toda acción ofensiva pasa por sus pies o por sus movimientos con y sin balón. Con tiempo es capaz de recibir, encarar, centrar, cambiar el juego o disparar. Es un jugador que cerca de la portería rival se atreve a disparar, y es que sus 2,2 tiros por partido, siendo uno de ellos entre los tres palos, y sus 0,4 goles por partido de promedio lo avalan.

Gallagher actuando en la zona de peligro entre líneas durante una jugada de ataque. DAZN

Si a todo esto se suma su papel con el balón, el juego mejora todavía más. A las ya comentadas tres asistencias esta temporada hay que añadir que Conor genera 1,8 pases clave por partido que terminan en jugada de peligro. Su promedio de pases queda cerca de 32 por encuentro con 79,5 % de acierto en ellos lo que supone convertir en buenos 25,4. El mediocentro genera también 1,5 centros por partido y 1,3 balones en largo en cada encuentro.

Su último encuentro en Premier League

El pasado sábado el encuentro entre Burnley y Crystal Palace en Turf Moor se saldó con un empate por 3 a 3. El Burnley, que actuaba de local, necesitaba sumar para dejar atrás la zona de descenso. El Palace quería seguir con las sensaciones positivas y asegurar su cómoda posición de media tabla. El partido de Gallagher, que venía de anotar en los dos últimos encuentros, fue de mucho nivel. Elegido MVP del partido gracias a su influencia en el juego de los ‘Eagles’ y a su asistencia a Christian Benteke.

Los jugadores del Crystal Palace celebran el primer gol de Benteke. PREMIER LEAGUE

81 minutos en los que dio una clase de como moverse a la espalda de los centrocampistas y en los que dejó tres ‘key passes’ y cuatro centros que derivarían en los dos primeros goles del conjunto londinense. El primero de ellos, obra de Benteke tras un mal despeje de la defensa local para alejar el centro de Gallagher; el segundo, obra también del belga, que aprovecharía un pase de la muerte de Conor para batir a Pope e igualar el marcador en ese momento.

El mediocentro de Epsom vive un momento de dulce en su carrera profesional siendo titular indiscutible en la línea de centrocampistas del Crystal Palace. Ahora, tras haber debutado con Inglaterra ante San Marino se ha convertido en una opción para Southgate de cara al próximo Mundial de Catar.

Sus actuaciones partido tras partido se han hecho notar y Thomas Tuchel, entrenador del Chelsea, ya declaró en The Guardian que ya sabían de su potencial y que no es de extrañar que haya debutado con los ‘Three Lions’. La cesión de Conor en el Palace termina en junio, quién sabe si formará parte de las filas de Tuchel la próxima temporada.

La candidatura de la selección inglesa al trono europeo, ¿inflación o realidad?

El conjunto de Southgate es uno de los favoritos para llevarse la Eurocopa de este verano

Las suposiciones, los porcentajes y el qué pasará empiezan a estar en boca de la masa social futbolera actual. A poco más de dos meses para el inicio de la Eurocopa el próximo 11 de junio, las conjeturas y el debate sobre qué combinado se postula como favorito están a la orden del día. Con un bombo de candidatas escaso; los grandes medios colocan a Francia como máxima favorita inamovible, pero el papel de los de Gareth Southgate en este reciente parón internacional ha sido excelente en cuanto a resultados.

Pleno de victorias y líderes

El equipo inglés ha conseguido una puntuación perfecta en estos últimos tres partidos de clasificación para el Mundial de Catar 2022. Con un tres en raya prácticamente intachable el conjunto de los ‘Three Lions’ son primeros de grupo en solitario al vencer a las selecciones de San Marino, Albania y Polonia;  tras anotar nueve goles y encajar únicamente un tanto entre los tres encuentros.

Amplitud de opciones para Southgate

Y es que el seleccionador inglés tiene en sus manos lo que muchos otros otros ansían, un enorme abanico de posibilidades con los jugadores disponibles. Bendito dilema deberá pensar Southgate al ver las innumerables opciones de las que dispone para conformar el combinado más potente para conseguir el título.

Los datos están ahí, en estos últimos partidos clasificatorios para Catar se ha podido ver que, solamente, Nick Pope, John Stones, Mason Mount y Raheem Sterling han repetido titularidad en los tres encuentros disputados. Claro está que hay nombres fijos para Southgate como Kyle Walker, Harry Maguire, Declan Rice o el capitán Harry Kane; pero la variedad de perfiles que maneja el seleccionador es lo suficientemente amplia como para sorprendernos en cualquier momento.

Los jugadores ingleses celebrando el triunfo ante Albania. FIFA

Desde un doble pivote con Kalvin Phillips y James Ward-Prowse con Lingard, Sterling y Mount por delante acompañando a Calvert Lewin en punta; a un centro del campo con Rice más fijo y dos volantes como Phil Foden y Phillips combinando y fluyendo con Raheem, Mason y el bombardero Kane.

Siguiendo el camino belga

Muy complicado es no pensar que Inglaterra puede verse, en estos momentos, ante la oportunidad más palpable de conseguir, nuevamente, un título internacional. La selección inglesa está pasando por el mismo proceso que vivió el combinado belga, entrenado por Roberto Martínez, desde ya hace unos años. La Bélgica de Lukaku, Hazard, Kevin De Bruyne, etc. Un equipo joven, aún hoy, que en su día se creó como un proyecto a largo plazo con la intención de mantener el mismo bloque para alcanzar el éxito internacional.

Inglaterra vive un presente asentando este proceso evolutivo del bloque que representa la camiseta de ‘The Rose Team’. Parece fácil verla como una campeona de Europa debido al talento que atesora en sus filas y a la idoneidad del contexto futbolístico mundial. Aunque para muchos es un equipo inflado por los medios de comunicación nacionalistas ingleses. En redes se habla que con Inglaterra viajamos en un tren del ‘hype’, de las esperanzas falsas y vacías que no terminan en nada.

Tras conseguir nueve puntos de nuevo posibles en estos últimos partidos clasificatorios para el Mundial de Catar 2022, con un bloque compenetrado sumado a la jerarquía de un grupo de jugadores preparados para llevarla al título; y con la experiencia de saber lo que es estar cerca de la final de una gran competición intercontinental como fue el Mundial de Rusia 2018 donde alcanzaron las semifinales y perdió ese partido de tercer y cuarto puesto contra Bélgica, predecesora de este proceso comentado; la selección de los Tres Leones es candidata a devolver el fútbol inglés a lo más alto como lo hicieron con el triunfo en el Mundial de 1966.

El arduo tramo del calendario que espera al Manchester United

A pesar de la victoria en París la situación del equipo en Premier sigue siendo delicada

Ocho años desde la última vez que el Manchester United se alzó con el título liguero. Fue en la temporada 12-13, con Sir Alex Ferguson al frente del equipo y que, tras levantar el trofeo, diría adiós al club. Aquella campaña Robin van Persie fue el máximo artillero de la competición con 26 dianas y el equipo terminó, con 89 puntos, a 11 del segundo; en aquella temporada el máximo rival emergente y compañero de ciudad, el Manchester City.

Los diablos vivían en un ambiente de color rojo, la ciudad era suya y el equipo acababa de arrebatarle el título a los ‘Cityzens’, últimos campeones de la competición nacional. Al final del curso Sir Alex decidió poner fin a la relación más longeva entre un entrenador y un equipo en toda la historia de la liga. Tras 27 años, 1.274 partidos y 38 títulos se cerraba la etapa más dorada de la historia del club.

Cuánto deben de anhelar aquellos maravillosos años los ‘Red Devils’. Incluso, alguno que otro estará cansado de vivir cada campaña desde aquella 12-13 la irregularidad que lleva tatuada el equipo. Nadie duda de la grandeza de un club como el Manchester United, de hecho, disputa el trono de mejor equipo inglés de la historia junto con el Liverpool; pero las sensaciones más terrenales, aquellas que erizan la piel del aficionado, y lo que se ve en el campo está muy lejos de aquellos años con el bueno de ‘Ferguie‘.

Una atmósfera complicada

La situación del equipo en Premier League es delicada, pues tras cuatro partidos de competición tan solo ha sumado seis de los 12 posibles (con un partido pendiente ante el Burnley) puntos que ha disputado. Un hecho preocupante entre la atmósfera del club ya que no es la primera vez que se produce. De hecho, el año pasado a estas alturas, en la quinta jornada, había firmado ocho de los 15 posibles. Cifras mediocres y lejos de las esperadas y exigidas a un equipo de la dimensión del United.

El equipo genera muchas dudas en todas las líneas, y esto no es un problema nuevo. Muy pocos jugadores se están salvando de ser crucificados por la afición en estos primeros compases de campaña. Y es que el conjunto de Old Trafford no ha dado seguridad de superioridad en ninguno de los cuatro partidos disputados hasta la fecha. En la primera jornada, ante el Crystal Palace en casa, perdió por un resultado de 1 a 3 y con la sensación de no tener ni idea de juego trabajada ni con la muestra de una solidez defensiva a la altura del club.

Rashford en la disputa de un balón aereo en el encuentro ante el Crystal Palace. PREMIER LEAGUE

Tras el primer batacazo consiguieron una victoria ante el Brighton a domicilio con un resultado de 2 a 3. Nuevamente sin mantener la portería a cero, y no solo eso sino que recibiendo gol por dos veces aunque podrían haber sido muchas más. Parecía que el equipo iba a reaccionar moralmente tras el triunfo y pensando que la siguiente jornada era contra un rival directo. A pesar de la soledad de Old Trafford, un duelo ante el Tottenham siempre tiene un aliciente, y más aún si a ello le sumas que José Mourinho estaría en el banquillo rival. Así, tras un recital de los ‘Spurs’, llegó la segunda derrota con un resultado de 1 a 6. Un total despropósito de juego que desplegaron los de la capital en el campo.

A la altura de la cuarta jornada el equipo tenía una diferencia de -8 en cuanto a goles. Unos números que maquilló tras la victoria la semana pasada en St’ James Park con el 1 a 4 ante el Newcastle. Y la lectura es muy negativa tras este primer mes de competición. Sin conseguir mantener la portería a cero en ninguna ocasión y con una fragilidad defensiva digna de equipo en posiciones de descenso, de hecho es el segundo equipo más goleado con 12 tantos y tan solo tiene un registro peor el West Bromwich Albion con 13; el estado del equipo no es para tirar cohetes.

El equipo solo ve luz si el balón pasa por los pies de Bruno Fernandes y el portugués es capaz de enlazar con los atacantes. Los números del luso están siendo lo único salvable de lo que va de año, con cuatro goles y tres asistencias es el líder goleador del equipo. Su buena conexión con Rashford (cuatro goles y dos asistencias) son una buena baza a la que tiene que agarrarse el equipo para poder revertir la situación. 

Bruno Fernandes erra un penalty la pasada jornada ante el Newcastle. PREMIER LEAGUE

Los registros de ambos no son para nada malos, de hecho son hasta de buen nivel. No obstante, es difícil entender el porqué se han llevado a cabo fichajes como el de Donny van Beek o Edinson Cavani si, sobre el papel, tienen un rol de suplente. Hay como una incertidumbre alrededor de todos los movimientos y figuras del equipo. Incluso Ole Gunnar Solskjaer está en tela de duda, y más aún tras este primer mes de competición.

Oasis en París

La mayor parte de las críticas van dirigidas hacia una misma dirección, la figura del noruego. La cabeza del entrenador pende de un hilo tras el dubitativo arranque del Manchester United. Y es que la situación no es algo poco común, al contrario; se ha convertido en algo habitual señalar a Ole como responsable del mal juego y las malas sensaciones que genera la plantilla cada fin de semana. Como en todo gran equipo, el banquillo necesita de un entrenador con peso, coraje e incluso algo de carisma; y puede que el noruego no reúna muchas condiciones.

Antaño Sir Alex Ferguson fue un tipo muy fiable en el banquillo de los diablos rojos, no únicamente por sus resultados sino porque tenía un personaje que convencía con su discurso. Y no solamente él fue capaz de ello, tras su marcha David Moyes o Louis van Gaal tampoco pudieron convencer; pero José Mourinho sí lo hizo en 2016 cuando además de levantar títulos tenía la capacidad de no desmoronarse ante las situaciones adversas.

Obviamente, antes del partido del martes en Champions, la mayor parte de la prensa y aficionados mancunianos daban por acabada la etapa de Solskjaer al frente del equipo. Muy pocos confiaban en que pudiera salir vivo de París. Y, contra todo pronóstico, el Man U realizó el mejor partido de toda la temporada contra el rival más difícil de lo que llevamos de curso. Esa alineación, aparentemente débil, que presentó Ole sirvió para derrotar en el Parque de los Príncipes al subcampeón de la pasada edición de la Champions League.

Ahora, tras esta victoria el equipo se enfrenta al primer gran tramo complicado de la temporada. Tres partidos en Premier League contra tres equipos del ‘Big Six’. Sábado a las 18:30 en Old Trafford los diablos rojos se batirán en duelo ante el Chelsea de Lampard. El conjunto de Londres llega también con algunas dudas que pueden decantar la balanza hacia el lado local. El empate en casa ante el Sevilla en Champions deja entrever las dificultades del conjunto ‘Blue’ ante un rival de más envergadura.

Solskjaer puño en alto tras la victoria local ante el Chelsea la pasada campaña. PREMIER LEAGUE

Esta es la primera de las piedras de este final de mes para el United. Tras el enfrentamiento ante el Chelsea tendrán que medirse al RB Leipzig de Nagelsmann en la segunda jornada de Champions League. Un duelo difícil, de nuevo en Old Trafford, pero que de saldar con victoria conseguirían consolidarse como líderes de grupo. No obstante, los problemas del calendario no acaban aquí, pues tras el enfrentamiento de liga de campeones el United se medirá al otro equipo de la capital, de nuevo como local, el Arsenal de Mikel Arteta.

Los ‘Gunners’ son este año, más si cabe aún, uno de los rivales directos del Manchester para la consecución de las plazas Champions de la próxima campaña. El proyecto del conjunto londinense está empezando a asentarse en los cimientos de la temporada pasada y, tras dos títulos, a Arteta se le exige devolver al equipo a la máxima competición de clubes. Y, para cerrar este terrorífico capítulo de enfrentamientos se medirá, después del tercer partido de Champions ante el Basaksehir; al equipo más en forma de Europa, el Everton de Carlo Ancelotti. Un invitado inesperado a la pelea por los puestos europeos y que, tras un mes y medio, no conoce la derrota en ninguna competición y lidera la tabla en solitario.

Esta es la oportunidad tanto de los jugadores como de Ole Gunnar Solskjaer de dar un golpe sobre la mesa y devolver a los aficionados la confianza y seguridad que tiene la obligación de ofrecer el club más laureado de toda Inglaterra.

Este sitio web utiliza cookies. ¿Acepta nuestra política de cookies? Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies