Manchester City: Previa 2020-2021

Después de una temporada de altibajos en liga y Champions League, los dirigidos por Pep Guardiola buscarán enderezar su rumbo

Para el Manchester City la pasada temporada no fue la mejor en números, pues tan solo lograron 81 puntos, 18 menos que el campeón de la Premier. En Europa la historia no fue tan distinta, por cuarta vez consecutiva no lograron pasar a las semifinales de la Champions League. En esta ocasión a manos de Lyon, un rival que en el papel era mucho menos que ellos.

Temporada pasada (2019-2020)

Los ‘Cityzens’ dejaron escapar varios puntos en la primera mitad de la competencia en encuentros ante el Tottenham, Norwich y Newcastle, permitiendo que el Liverpool se escapara y fuera el único aspirante al título. El buen juego de Guardiola era indiscutible, pero en estos partidos sus jugadores no lograban descifrar el camino para vencer a los equipos que se abroquelaban defensivamente. 

En las copas tuvo mejor rendimiento. Campeón de la EFL Cup contra el Aston Villa por un 2-1, pero en la otra competición doméstica la suerte no sería la misma: la derrota en semifinales de FA Cup frente al Arsenal por 2-0 fue muy dolorosa para el equipo y evidenció carencias del equipo de Pep.

La Copa de la Liga fue el único trofeo del Manchester City la temporada pasada. MANCHESTER CITY

Al finalizar la pasada temporada David Silva terminaría su vínculo con el City, con los que marcó 77 goles y dio 140 asistencias en 436 partidos. De esta manera un histórico del club dejaría un hueco difícil de llenar, pero el belga Kevin de Bruyne ha tomado la batuta del equipo y hoy por hoy es una pieza indiscutible en el ataque de Pep Guardiola. Muestra de esto son sus 13 goles la temporada pasada y sus 20 asistencias en 35 partidos.

Mercado de fichajes

En las altas se destaca la adquisición del central holandés Nathan Aké, procedente del descendido Bournemouth a cambio de 45 millones de Euros. Sin duda alguna es una muy buena compra por el defensor que desde hace ya varias temporadas venía dejando buenas sensaciones con los ‘Cherries’.

Otra de los fichajes del Manchester City es la del extremo por derecha Ferrán Torres procedente del Valencia. La joven promesa llega a cambio de 23 millones de euros y podría aportar verticalidad al juego de Pep.

Así juega Ferran Torres. SVMM

De momento, esos son los únicos fichajes confirmados. Sin embargo, en las últimas semanas se ha hablado del interés de Pep Guardiola por llevar a otro defensa a su equipo. Hay rumores de Jules Koundé, jugador del Sevilla, pero Monchi, el director deportivo de dicho equipo, ha declarado que rechazaron la primera oferta de los ‘Sky Blues’.

Jugadores a seguir

Kevin de Bruyne: mencionado anteriormente, el belga es el jefe de orquesta del juego de Pep Guardiola. Esta temporada tendrá la responsabilidad de llevar al club a nuevas instancias, pues hasta el momento parece que el equipo llegó al tope de su rendimiento. Sterling, Gabriel Jesús, Mahrez, Agüero y el recién llegado Ferrán serán las balas que De Bruyne podrá utilizar a lo largo de la temporada.

Kevin de Bruyne, mejor jugador de la temporada pasada en Premier. PREMIER LEAGUE

Nathan Aké: el gran talento del central neerlandés aportará una renovación a una defensa que si bien concedía pocas oportunidades no terminaba de convencer. Es la oportunidad para que Nathan se muestre en un grande de Inglaterra, pues en el Chelsea nunca la tuvo. 

El día de hoy el City iniciara su camino en Premier enfrentándose al Wolverhampton. Con esta nueva temporada los ‘Cityzens’ buscarán mejorar su rendimiento y sobre todo mejorar su presentación en la Liga de Campeones.

¿Dónde están ahora?: Sunderland, la mala suerte de los ‘Black Cats’

La historia de este equipo del norte de Inglaterra

El Sunderland es uno de los equipos con más tradición en el fútbol inglés y a lo largo de su historia ha ganado varios títulos como ligas y FA Cups. Pero  en el presente la realidad es otra: Nefastas directivas, descensos y una segunda temporada en tercera división llenan a sus seguidores de una gran incertidumbre.

Primeros pasos

El Sunderland and District Teachers Association Football Club fue fundado en 1879 por un grupo de maestros y jugaría en las categorías inferiores del fútbol inglés hasta 1890, momento en el que sustituyó al Stoke City. La llegada de un equipo del norte del país no fue bien vista por los otros equipos de la liga, específicamente los de Londres. Años más tarde y ya establecido en la máxima categoría del balompié británico, el conjunto de Wearside logró obtener su primer título de liga en 1892. Al año siguiente repetirían la hazaña y, en 1895, volverían a levantar dicho trofeo. Esto les sirvió para convertirse en el primer equipo inglés con tres títulos en la primera división.

Sunderland vs Aston Villa. SAFC

En 1898 se inauguró Roker Park, la que fue su casa por casi un siglo. En este estadio los ‘Rockies’ (como se les conocía anteriormente) cuajaron las mejores campañas de toda su historia. A principios del siglo XX conseguirían otros dos títulos de liga, pero la FA Cup siempre les fue esquiva hasta que vencieron al Preston North End en 1937 por un marcador de 3-1. Los que ese día asistieron a Wembley contaban que Billy Morris, un aficionado del equipo, llevaría como amuleto a un gato negro. Algunos afirman que este fue el nacimiento del famoso apodo ‘Black Cats’, por el cual hoy se conoce a los aficionados del Sunderland.

Ires y venires

Con el fin de la primera mitad del siglo XX llegaron muchos problemas al club. Líos económicos y escándalos en la contratación de jugadores culminaron con el descenso del equipo a segunda división en 1957. Su ascenso no se daría nuevamente hasta 1964, pero no se pudieron establecer y caerían nuevamente en el 69. La década de los setenta fue un poco más amigable para los del noreste de Inglaterra. Sorprendentemente, en el 73 lograrían su segunda FA Cup al vencer al Leeds United. Tras la consecución de este trofeo el Sunderland se iría a pique y caería a la tercera división en 1987. Sí, al igual que en la actualidad.

El Sunderland gana su segunda FA Cup contra el Leeds United. BBC

Para finales del siglo XX, el Sunderland era un errante del fútbol inglés y, al igual que años atrás, el equipo no logró sostenerse en primera manteniéndose varias temporadas en segunda. Por fin, en 2007 regresarían a la Premier League.

El nuevo siglo

Un hecho que marcó la historia del Sunderland en las últimas décadas fue la llegada del estadounidense Ellis Short, un magnate que a finales del 2008 se convirtió en el dueño del equipo. Durante su mandato logró que el club se consolidara en Premier, competición en la que ocupó la mitad de la tabla cerca de 10 temporadas. Pero este equipo estaba condenado al fracaso, un fracaso que tardaría diez años en fraguarse

En la temporada 2016-17 Sam Allardyce sería el hombre al cargo de la dirección técnica del club, pero se marcharía al poco tiempo para dirigir a la selección de Inglaterra. La solución a este dilema no podría ser mejor. David Moyes atendería la llamada de la directiva y comandaría el barco hasta final de temporada. El desenlace a esta historia ya la conocen: con el escoces los ‘Black Cats’ descenderían a Championship ganando solo seis partidos en toda la temporada.

Imagen del partido que certificaba el descenso a Championship. PRENSA LIBRE

La poca inversión en fichajes, la falta de un proyecto deportivo sólido y la poca continuidad dada a los entrenadores dejaron como resultado una deuda que ronda los 150 millones de euros. En el campo las cosas tampoco fueron mejor: el equipo descendió a tercera división (League One) en 2018.

En mayo del 2018 el club fue vendido a un grupo inversor encabezado por Stewart Donald, un inglés nacido en Oxford (zona sureña del país que va en contra de la ideología del norte de Inglaterra). En su primer año a cargo del club cayeron eliminados en los play-offs de ascenso ante el Charlton y perdieron en penaltis la final del EFL Trophy (torneo que juegan las divisiones inferiores) contra el Portsmouth.

Aunque el presente del Sunderland sea bastante oscuro (tal y como muestra la serie de Netflix Sunderland ‘Til I Die) existe una luz en todo esto, y no hablo precisamente de su estadio (Stadium of Light). Me refiero a sus seguidores, aquellos que nacieron en las agrestes tierras del norte de Inglaterra y de carácter rudo y orgulloso. Y es ese mismo orgullo transformado en amor el cual no les permitirá abandonar su club, porque serán del Sunderland hasta la muerte.

Bob Paisley: el silencio del éxito

Repasamos la trayectoria del entrenador más laureado de la historia del Liverpool

«Outside the Paisley Gates, I heard a Kopite calling… Paisley they have taken you away… You led the great eleven, back in Rome in 77, and the redmen they are still playing the same way»

Fields of Anfield Road, canción de la afición del Liverpool

El pasado 14 de febrero se cumplieron 24 años de la muerte de Bob Paisley, técnico más laureado en la historia del Liverpool. Su vínculo con el club abarcó más de medio siglo, primero como jugador, luego como fisioterapeuta y entrenador y finalmente como mánager. En nueve años como DT (1974 y 1983) ganó seis títulos de liga,​ tres Copas de Europa, una de Copa de la UEFA, tres Copas de la Liga, seis Community Shield y una Supercopa de Europa. En este video repasamos la trayectoria de esta leyenda ‘Red’ junto al historiador Álvaro Ramírez.

TRAYECTORIA DE PAISLEY COMO TÉCNICo:

En 1974 le ofrecieron el cargo de entrenador del Liverpool.

1974-1975: en su primer año como técnico el Liverpool no logró ningún título, la única temporada en blanco.

1975-1976: ganó la Liga y la Copa de la UEFA.

1976-1977: ganó la Charity Shield, la Supercopa de Europa y la Copa de Europa, la primera en su cuenta personal. La orejona llegó en Roma ante el Borussia Mönchengladbach (3-1).

1977-1978: ganó de nuevo la Copa de Europa. El Liverpool derrotó al Brujas en Wembley por 1-0.

1978-1979: ganó la Liga y la Charity Shield.

1979-1980: ganó la Liga y la Charity Shield.

1980-1981: ganó la Copa de la Liga y la Copa de Europa en París ante el Real Madrid (1-0).

1981-1982: ganó la Liga, la Copa de la Liga y la Charity Shield.

1982-1983: en su última temporada, ganó una Liga y una Copa de la Liga.

Pero su relación con el Liverpool no terminaría entonces. Paisley seguiría ligado a la institución ‘Red’ como director deportivo. De hecho, en 1985 fue la mano derecha de Kenny Dalglish cuando este daba sus primeros pasos como jugador-entrenador.

Pero el amor por ese escudo no duraría toda la vida, aunque fue en contra de la voluntad de esta leyenda. En febrero de 1992 Bob Paisley renunciaría (en buenos términos) al ser diagnosticado con alzheimer. El ídolo ‘Red’ falleció cuatro años después en Merseyside dejando una inmensa tristeza entre aficionados y deportistas ingleses. Un revolucionario, un estratega de época que, en palabras de Brian Clough: «Derrumbó ese mito de que los malos no son los únicos que pueden ganar».

El Watford de Nigel Pearson: Una tonada en crescendo

El técnico inglés liderará a los ‘Hornets’ en la lucha por la permanencia

Uno de los aspectos a destacar cuando se habla del Watford es su estrecho vínculo con la música. Y es que uno de los personajes que más se han involucrado durante la vida del club ha sido precisamente una estrella de la misma, Elton John, quien no solo ha ejercido de presidente de los ‘Hornets’, sino que también los ayudó en 2004 al rescatar su estadio después de una grave crisis económica del club. Hoy, la música vuelve a presentarse en Vicarage Road de la mano de Nigel Pearson, el entrenador que con su sinfonía busca lograr la permanencia en Premier League.

Una nueva temporada daba inicio en Inglaterra con cambio de aires en el banquillo del Watford. Quique Sánchez Flores relevaba en el cargo a Javi García con muchas expectativas, pero las primeras fechas acabaron con toda esperanza de ofrecer un nivel similar a la campaña anterior. Muestra de sus paupérrimas actuaciones fue el escandaloso 8-0 recibido en en Etihad a manos del Manchester City en la sexta jornada.

A finales del 2019 los ‘Hornets’ se encontraban en caída libre con destino a la Championship. Por esta razón en la fecha 14 después de la derrota ante el Southampton la directiva del club, encabezada por Scott Duxbury, daba por finalizado el vínculo con el madrileño. En el horizonte se mostraba el nombre de Nigel Pearson, un técnico sin muchos éxitos y que en Premier League solo tuvo como experiencia dirigir al Leicester que consiguió la salvación en la temporada 14-15.

El pasado del entrenador oriundo de Nottingham no auguraba un buen futuro para el Watford, pero con el paso de las jornadas, Pearson demostró que tenía madera para encarrilar de nuevo a la ‘Yellow Army’. Ganarle al Manchester United supuso un aliciente para su equipo, pues después de esa victoria, sumarían cinco partidos sin conocer la derrota, dos de ellos con victorias ante rivales directos en el descenso como el Bournemouth y el Aston Villa.  Y si bien los últimos resultados no han sido positivos, se debe resaltar que en muchos de los encuentros el marcador no demuestra lo expuesto del campo.

Imagen de Danny Welbeck durante un partido. WATFORD FC

De la mano de Doucouré, Pereyra, Gerard Deulofeu, Foster y de su estandarte en ataque, Troy Deeney, el Watford de Nigel Pearson espera revertir la decimonovena posición que ocupa en la tabla. En la próxima jornada tendrán un duelo de gran importancia cuando visiten al Brighton, ya que de lograr una victoria ante el equipo de Graham Potter lo igualarían en puntos y saldrían de puestos de descenso.

Este partido será la primera de tres duras pruebas. Después viajarán a Old Trafford para enfrentarse al Manchester United y seis días después recibirán al imbatible Liverpool en Vicarage Road.  Tres duros conciertos que supondrán un gran paso para lograr el objetivo de la permanencia, los cuales obligarán a ‘Hornets’ y a Pearson a demostrar si están hechos para la Premier. Llegó el momento de crecer.

Los cuatro equipos de Premier con más gastos en fichajes esta temporada

Repasamos las cuentas de diferentes conjuntos ingleses que han realizado grandes inversiones este mercado

Hace ya varios años que el fútbol se convirtió en el escenario de las transacciones más importantes de dinero. Son muchos los equipos de las grandes ligas que año tras año captan la atención de todo el mundo tras cerrar fichajes millonarios por las estrellas del balompié, pero cuando estos jugadores no rinden lo esperado en el campo suponen un gran problema para sus equipos. En la Premier este mal no es indiferente y curiosamente cuatro de los cinco equipos que más invirtieron en el mercado de fichajes de verano pasan un mal momento a esta altura de la temporada.

Aston Villa

Los de Birmingham lograron volver a la Premier tras descender en 2016, pero el problema radica en que gran parte de la plantilla que consiguió el ascenso el año pasado eran cedidos. Entre los más destacados estaba Tammy Abraham, hoy indiscutido ariete del Chelsea de Frank Lampard. Por ello, la directiva de los villanos decidió invertir 159 millones de euros reflejados en la adquisición de 15 jugadores, pero el resultado en la clasificación no podría ser más desalentador. Transcurridas 24 fechas, el Aston Villa se ubica en la decimosexta posición, a tan solo dos puntos de la zona de descenso.

De cara a lo que queda de temporada el Villa obtuvo el préstamo de Pepe Reina. El español ya sabe lo que es la Premier League y podría ser una ficha importante en las aspiraciones del Aston Villa para permanecer en la máxima categoría.

ARSENAL

Los ‘Gunners’ iniciaron la temporada con muy buenas presentaciones. Ganadas las dos primeras jornadas y un tercer partido en Anfield en el que no bajaron los brazos, dieron rienda suelta a un equipo que aspiraba a mucho, pero que se vino abajo a mediados de octubre. 

Las decepcionantes actuaciones de la plantilla, además de lesiones y líos de vestuario encarrilaron la destitución del Unai Emery. El técnico vasco dejó al Arsenal con 152 millones de euros en gastos que hasta el momento no han cuajado del todo bien. Ahora bajo el mando de Mikel Arteta los ‘Gunners’ se ubican en la 10ª posición disputando un cupo a Europa League.

El mejor jugador de la temporada para muchos ha sido el marfileño Nicolas Pépé, el que ha cuajado buenas actuaciones en Premier y Europa League.

EVERTON

Para los ‘Toffees’ la situación es algo similar, pues pese a gastar 119 millones de euros en fichajes Marcos Silva nunca logró edificar un once que diera resultados. Por este motivo, a finales del 2019 el portugués sería relevado en el cargo por Carlo Ancelotti, quien hasta el momento ha mejorado el juego del Everton aunque este se encuentre aún muy distante del que sus seguidores demandan.

La esperanza del Everton se encuentra depositada en su delantero revelación, Dominic Calvert-Lewin, quien ha marcado 10 goles esta temporada.

manchester united

El equipo de Old Trafford ha sido víctima de varias pesadillas en los últimos años. Fichajes que no han entrado en la dinámica de los entrenadores que han ocupado el banquillo de los ‘Red Devils’ después de la era Ferguson han sido un constante.

En la última temporada el turno ha sido para Solskjaer, quien tuvo un gran inicio al mando del equipo después de sustituir a Mourinho la temporada pasada. Pero en la presente campaña nada salió como se esperaba. Con 159 millones de euros invertidos en tres jugadores y la marcha de Lukaku al Inter de Milan, el Manchester United ha sufrido una temporada marcada por los altibajos y las constantes protestas de sus seguidores hacia las tan cuestionadas directivas del club. Jugadas 24 fechas se encuentran en la quinta posición con 34 puntos, seis menos que el Chelsea, dueño hasta el momento del ultimo cupo a Champions League.

El dato: Harry Maguire es el defensa más caro de la historia del fútbol, por el que el Manchester United pagó al Leicester 87 millones de euros. Pero las estadísticas muestran que los ‘Red Devils’ tienen una media de gol en contra de 0,85 en Premier, casi un gol por partido.

Liverpool y Manchester United, un derbi más allá del fútbol

La rivalidad entre los dos clubes más grandes de Inglaterra se forjó en el siglo XIX

Alguna vez Bill Shankly dijo: «Mucha gente piensa que el fútbol es una cuestión de vida o muerte, pero es mucho más importante que eso». Una frase que resume perfectamente la rivalidad entre dos ciudades (Liverpool y Manchester) con una misma actividad económica, con bastantes similitudes en el contexto social y con un mismo amor hacia el fútbol. Pero divididas por 54 kilómetros de carretera y el amor por los dos clubes más emblemáticos de Inglaterra.

La enemistad entre estas dos urbes es tan arcaica que data del siglo XIX, cuando Liverpool y Manchester eran importantes puertos donde se importaba o exportaba materia prima hacia el continente americano. En esa época, la localidad de Manchester debía servirse de Liverpool como puente para recibir mercancía, lo que significaba un importante ingreso de dinero para los de Merseyside en materia de fletes. Pero todo esto finalizó en 1894 cuando se inauguró el Canal de Manchester y dejaron de depender directamente de los de Liverpool.

La rivalidad se trasladaría al fútbol por primera vez en 1893. Por aquel entonces el Liverpool disputaba la Second Division, hoy conocida como la Championship. La temporada fue magnífica para los ‘Reds’, pues al quedar primeros en la clasificación fueron escogidos para jugar el play-off de ascenso contra el Newton Heat (nombre original de Manchester United). La victoria y el ascenso a la primera división inglesa serían del Liverpool, quienes vencerían 2-0 a los de Manchester.

Un pequeño paréntesis en esta historia se vivió durante los años de la Primera Guerra Mundial. En 1915 el Liverpool y el Manchester United se enfrentaban en un partido decisivo para los ‘Red Devils’, pues estos se encontraban en la zona de descenso mientras que los de Merseyside atravesaban una temporada irregular ubicándose en la zona media de la tabla. El encuentro finalizó 0-2 a favor de los de Manchester, pero los que presenciaron el partido quedaron con una extraña sensación. Semanas después se conocería que siete jugadores de ambos planteles se dieron cita en una casa de apuestas y pactaron el marcador del encuentro. Estos siete jugadores serían vetados de por vida en la liga profesional, pero gracias a su contribución en la Gran Guerra seis de ellos serían absueltos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es BUSBYY1-1024x683.jpg
Los ‘Busby Boys’ en 1956. TELEGRAPH

La muestra más grande de rivalidad entre estos dos clubes se vivió durante la segunda mitad del siglo XX, en unas décadas en las que coincidieron los técnicos más laureados de la historia de ambos clubes. Matt Busby llegó a los ‘Red Devils’ en 1945 y ganó 13 títulos ayudado por Bobby Charlton, otro superviviente de la tragedia de Múnich. La década de los sesenta sería una de las más importantes de la historia del club. Por otro lado, los de Anfield tuvieron que esperar hasta 1961 para volver a la máxima categoría de la mano de Bill Shankly, quien en 1964 lograría arrebatarle por cinco puntos el título de liga al Manchester United.

En la década de los 70 y 80 el pulso lo ganaría el Liverpool. De la mano Bob Paisley levantaron un sinfín de títulos, siendo los más recordados las dos copas de Europa ganadas de manera consecutiva. Estas décadas estarían marcadas por el auge del hooliganismo en Inglaterra, en la que los seguidores del United relegados a segunda división veían a la afición del Liverpool como gente arrogante. Estos sentimientos de odio por el bando contrario harían de los estadios de fútbol sitios en los que la violencia predominaba. La mayor muestra de esto fue la tragedia de Haysel, en la que 30 personas perderían la vida y 600 más resultarían heridas.  

Bob Paisley fue uno de los técnicos más laureados del Liverpool. LIVERPOOL FC

Llegaban los 90 y con ellos la revancha de los ‘Red Devils’. De la mano de Sir Alex Ferguson y con jugadores como Rooney, Cristiano Ronaldo o Cantona (bastante aborrecido por la afición del Liverpool) los de Manchester ganarían 37 títulos. Bajo las órdenes de Ferguson, el United borraría del plano nacional a los de Merseyside (su último título de liga data de la temporada 89-90).

En la actualidad, el Liverpool goza de mejor presente que el Manchester United, pero sin duda la historia nos ha demostrado que la hegemonía de uno de estos dos equipos finaliza cuando el otro se alza. Tal vez ‘Reds’ y ‘Reds Devils’ no serían lo que son sin el deseo de superarse y ser mejor que el otro.

Esta tarde el Liverpool y el United se volverán a ver las caras tras el primer enfrentamiento en Old Trafford. Un encuentro que significa más que tres puntos, un derbi más allá del fútbol.

El Sheffield United y una venganza que se hizo esperar

Los ‘Blades’ tenían cuentas pendientes con los aficionados del West Ham

El Sheffield United, equipo sensación de la Premier League, atraviesa un gran momento en la élite del fútbol inglés en su primera temporada tras 12 años a la deriva en categorías inferiores. Lo cierto es que la caída de los ‘Blades’ estuvo marcada por disputas legales con el West Ham, quienes en la pasada jornada revivieron ese recuerdo.

En el año 2007, el Sheffield United y el West Ham se disputaban la permanencia en la Premier League. Ambos equipos llegaron con posibilidades de mantener la categoría hasta la última fecha. Los ‘Blades’ se enfrentaban al Wigan y los ‘Hammers’ se verían las caras ante el ya coronado campeón Manchester United. El partido en Bramall Lane daba inicio y el Wigan se adelantaba en el marcador en el minuto 14, pero el encuentro se empataría rápidamente con un gol de Jon Stead. La euforia inundaba el césped de Bramall Lane, pero en el segundo tiempo, cerca del minuto 50, un gol de penalti del Wigan y la victoria del West Ham con un solitario gol de Carlos Tévez sentenciaba al Sheffield a jugar en Championship la próxima temporada.

Pero ¿qué tiene que ver el West Ham en este caso? Después de haberse jugado el partido, los dirigentes de los ‘Blades’ demandaron a los ‘Hammers’ por irregularidades en el fichaje del apache. El lío aumentó cuando el Manchester United adquirió los derechos del argentino, ya que al realizar el desembolso del fichaje había dos entidades disputando el dinero del traspaso. Por un lado el West Ham, y, por otro, la polémica empresa MSI dirigida entonces por el iraní Kia Joorabchian, quien durante esos años tuvo problemas similares con otros jugadores. Por estas razones el Sheffield exigía que se le quitaran puntos a los de Londres, reclamando que descendieran a Championship.

El veredicto del tribunal ingles fallaría a favor del West Ham, quienes no descenderían a segunda división, pero si tendrían que pagar una multa económica a los ‘Blades’. Según algunos medios de comunicación, la suma por la cual pactaron ambos clubes rondó los 10 y 25 millones de euros. Lamentablemente para el Sheffield, este dinero nada les ayudó, ya que tardarían 12 años en volver a la Premier League.

El pasado 10 de enero el destino volvió a enfrentar a estos dos clubes, pero esta vez sería en el césped de Bramall Lane. Algunos seguidores de los ‘Hammers’ abarrotaron las gradas del estadio con máscaras del apache y con cánticos que recordaban aquel episodio que reformaría la política de fichajes de la Premier.

Seguidores del West Ham se mofan del Sheffield. TELEGRAPH

El 0-0 en el marcador no daba oportunidad de revancha a los ‘Blades’, hasta que Oliver McBurnie marcó el gol que hizo explotar las gargantas de los hinchas del Sheffield. El partido finalizó 1-0 a favor de los de Chris Wilder, quienes ocupan la sexta posición inmersos en el sueño de disputar competiciones europeas. Peor suerte corre para el West Ham de David Moyes, que no logran desprenderse de la parte baja de la tabla.