La bizarra rivalidad entre AFC Wimbledon y MK Dons

Estos dos equipos protagonizan una de las rivalidades más extrañas y atípicas del fútbol inglés

El fútbol inglés está repleto de rivalidades legendarias y llenas de historia. Entre ellas está el ‘Steel City Derby’ que disputan los dos equipos de Sheffield, el Derbi de Merseyside, el ‘Second City Derby’, el Derbi del Norte de Londres… La mayoría de estos choques han surgido por motivos de ubicación geográfica, motivos históricos, sociales o roces por partidos en el pasado.

Sin embargo, existe una rivalidad en particular que rompe con todas las tradiciones de antaño en el fútbol inglés. Es una rivalidad bizarra, extraña y que incluye al, posiblemente, club más odiado en Inglaterra: el MK Dons. Por otro lado, el otro equipo involucrado es un club ejemplar, que ha forjado su historia y resurgido de las cenizas: el AFC Wimbledon.

La historia previa

No podemos hablar de esta rivalidad sin antes hacer mención de un club mítico como el Wimbledon FC. Se considera como un histórico equipo amateur, jugando fuera del fútbol profesional desde su fundación en 1889 hasta su ascenso a la Football League en 1977. Desde esa temporada 1977-1978, el club mantuvo un crecimiento constante, culminando en un ascenso a First Division en 1986. El mayor éxito del AFC Wimbledon fue la consecución de la FA Cup de 1988, derrotando al Liverpool por marcador de 1-0.

Resumen del histórico triunfo del Wimbledon FC

Ese equipo sería bautizado como el ‘Crazy Gang’, debido a su estilo de juego rudo, sucio, rudimentario y a base de pelotazos. En varias ocasiones se les tachaba de practicar un fútbol no profesional, un tanto tramposo y desleal. Los jugadores más recordados de aquel Wimbledon son Vinnie Jones, Lawrie Sánchez, Dennis Wise, John Fashanu, entre otros jugadores dirigidos por Dave Bassett.

El Wimbledon FC fue uno de los fundadores de la Premier League en 1992, jugando las primeras ocho ediciones hasta descender en la temporada 1999-2000. Lo que algunos se imaginaban era que la caída de Premier League sería apenas el inicio de la cascada de penurias en el club. Problemas como la poca asistencia a los partidos, roces y malentendidos con los dueños, así como dejar su estadio, Plough Lane, de forma temporal sumaron a la situación tan delicada del equipo.

Los problemas de toda índole en el club eran tan graves que, en 2001, la directiva anunció sus planes de trasladar de sede al equipo. Las reacciones opositoras no se hicieron esperar, llevando a múltiples movilizaciones y protestas para intentar bloquear este polémico cambio. Para mayo del 2002, la FA tomaría la impopular decisión de autorizar el traslado y reubicación del club. Una gran parte de los aficionados del Wimbledon FC se oponían a esta situación, de manera que apoyaron la creación de un nuevo Wimbledon. Y, mientras un club nacía, otro compraba su dinastía: MK Dons.

El cambio de planes

A finales de la década de los 90, el músico y residente de la ciudad de Milton Keynes, Pete Winkelman, tuvo la idea de construir un complejo deportivo en la ciudad con un nuevo estadio; todo esto para albergar a un club de fútbol profesional. Para brindar un poco de contexto sociocultural, Milton Keynes es una ciudad comercial de tamaño importante, ubicada a unos 87 kilómetros de Londres pero con nula tradición futbolística.

Pete Winkelman llevó el fútbol a Milton Keynes. MK DONS

Clubes cercanos a Milton Keynes como Barnet, Luton Town o QPR se acercaron con el ya mencionado Winkelman con el fin de conseguir fondos para remodelar sus estadios, pero ninguna de dichas negociaciones se terminó por concretar. Sin embargo, aparecieron unos urgidos y necesitados dueños del Wimbledon FC para negociar con Pete.

A fin de cuentas, Pete Winkelman convenció a los propietarios del Wimbledon que la solución para todos sus problemas estaba en Milton Keynes. Les prometió el impulso financiero necesario para saldar las cuentas del club, todo esto a cambio de reubicar al equipo. Como ya se comentó con anterioridad, el 28 de mayo del 2002 la FA dio luz verde a este movimiento. Es relevante destacar que ya había registros de ciertas deslocalizaciones de clubes, pero nunca una reubicación completa de un club profesional del fútbol inglés.

Las personas opositoras a este cambio interpretaron esta situación al más puro estilo del deporte estadounidense, como si se tratara de una franquicia de la NBA, MLS o NFL. Por ello, se hizo popular el mote de ‘Franquicia FC’ para referirse a este club. Inclusive, aficionados de otros equipos boicotearon algunos partidos contra el Wimbledon FC con la intención de dar marcha atrás a la decisión o simplemente protestar por semejante suceso.

Se presentaron diversas protestas en contra de la reubicación del Wimbledon FC. EFL

El polémico MK Dons

El 5 de junio de 2003, el Wimbledon FC entró en administración financiera, dando pena esa temporada 2003-2004 en Championship y acabaría descendiendo a League One. Para la nueva temporada, y pese a recomendaciones en contra de algunas autoridades, Winkelman anunció el cambio de nombre del club. Wimbledon FC pasaba a la historia para llamarse Milton Keynes Dons. Lógicamente fue una decisión poco popular y causó aún más choques entre Winkelman y la afición. En teoría, los aficionados iban a tener voz y voto en el cambio de nombre pero por supuesto que no fue el caso.

Un año más tarde, Pete Winkelman es formalmente anunciado como dueño del club y ordenó cambiar los colores del equipo y el escudo. El actual escudo del MK Dons tiene los número romanos MMIV en la parte inferior, haciendo referencia al año 2004 como el comienzo de la historia del equipo. En 2008 se coronaron campeones de League Two y subieron a la tercera división, logrando un crecimiento interesante en sus primeros años de vida. La temporada 2014-2015 sería histórica para el club. Quedaron segundos y ascendieron a Championship, mayormente de la mano de jugadores reconocidos como Will Grigg, Benik Afobe y Dele Alli, quien es canterano del club y oriundo de Milton Keynes. Además del éxito en League One, el MK Dons gestó una increíble hazaña al golear por 4-0 al Manchester United en la segunda ronda de la Copa de la Liga.

Resumen de una noche gloriosa en Milton Keynes. MK DONS

Su paso por Championship fue realmente breve, al descender de regreso a League One la campaña siguiente. Jugarían solamente una temporada en League Two en 2018 y eventualmente regresaron a League One, división en la que actualmente se encuentran.

El ‘nuevo’ Wimbledon

El AFC Wimbledon se fundó tras el ya mencionado traslado del Wimbledon FC a Milton Keynes en verano del 2002, siendo registrados en la novena división. Comenzaron en dicha competición sin una plantilla como tal, ya que el club se fundó a mediados del verano y para agosto ya comenzaba la temporada. Realizaron diversas visorías en parques locales y poco a poco fueron conformando el plantel del equipo.

Comenzaron a escalar divisiones de forma casi inmediata, a tal grado de llegar a acumular 78 partidos sin perder entre el 26 de febrero de 2003 y el 27 de noviembre del 2004. Esta racha de casi dos años sin conocer la derrota es la mejor seguidilla invicta de partidos en la historia del fútbol inglés. En la temporada 2010-2011, lograron ascender a League Two tras vencer en la final del play-off al Luton Town. El AFC Wimbledon se convirtió en el primer club creado en el siglo XXI en llegar a la Football League.

En resumen, lograron seis ascensos en tan sólo catorce temporadas al pasar de novena a tercera división. En la temporada 2012-2013 se enfrentaron al MK Dons por primera vez, perdiendo 2-1. Consiguieron mantenerse en League Two las siguientes cinco temporadas, alcanzando un histórico ascenso a League One en la campaña 15-16; división en la que se encuentran actualmente.

Desde su fundación en 2002, el club jugaba sus partidos de local en Kingsmeadow; compartiendo su uso con el Kingstonian. Sin embargo, y desde el inicio de su historia, uno de los principales anhelos era regresar a su original casa, regresar a Plough Lane. Apenas unos meses atrás, el AFC Wimbledon jugó su primer partido en el nuevo Plough Lane; ubicado a escasos 250 metros del original estadio. Recordemos que todos estos logros han sido obra mayormente de los propios aficionados del club, dando muestra clara de la importancia que pueden tener en el fútbol moderno.

El nuevo Plough Lane espera con ansias la entrada de los aficionados. AFC WIMBLEDON

El MK Dons y el AFC Wimbledon presentan historias totalmente dispares y diametralmente opuestas. Los primeros decidieron comprar la historia de otro club, borrar su identidad y tratar de olvidar el pasado. Por otro lado, la historia de éxito total del AFC Wimbledon da esperanzas a equipos que han sido liquidados últimamente como el Bury o el Macclesfield Town. La moraleja más importante de esta peculiar rivalidad es que es prácticamente imposible comprar la historia, no puedes simplemente pretender borrarla. Cada club y cada persona en general debe forjar su propio camino, comenzar desde abajo y trabajar hasta alcanzar su destino.

Este sitio web utiliza cookies. ¿Acepta nuestra política de cookies? Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies