Yo te conozco

De Mar del Plata a Birmingham. De promesa a confirmación. De ‘eterno suplente’ a héroe. Este ha sido el camino de Emi Martinez

Emiliano ‘Dibu’ Martínez ha firmado una Copa América de ensueño y ha sido clave en la obtención del trofeo para la selección argentina. Sin ir más lejos, cuatro vallas invictas en seis partidos (incluida la final) y cuatro penales atajados (tres en las semis ante Colombia), son números brutales. Esto también le ha valido ser electo como mejor arquero del certamen, algo que venía de logar en la pasada temporada de la Premier League. El nombre de Martínez comenzó a sonar con fuerza a mediados del año pasado, cuando se adueñó del arco del Arsenal, se reconoció con su monumental campaña en el Aston Villa y se terminó de consolidar tras la competencia continental. Este artículo viene a contar ese proceso, pero con un giro: desde la mirada de un hincha.

La infancia de Martínez fue como la de muchos niños que sueñan llegar lejos gracias al fútbol y darle un sustento a su familia. De orígenes humildes, su personalidad comenzó a forjarse al ver los sacrificios diarios que hacía su familia para llevar comida a la mesa. Con tan solo 12 años, ‘Dibu’ emprendería un viaje con rumbo a Capital Federal para formarse en las divisiones inferiores de Independiente. Acá comienza otro sacrificio y otra lucha: la suya. Un adolescente persiguiendo su sueño en una ciudad nueva y lejos de su familia, pero con la mente puesta en hacer valer la oportunidad y crecer como futbolista. Martínez fue un habitué de las categorías inferiores de la selección argentina y eso atrajo el interés del Arsenal.

Tras una prueba exitosa en el club de Londres, Martínez decidió aceptar el ofrecimiento y mudarse a Inglaterra para formar parte de los ‘Gunners’ con tan solo 17 años. Su mentor, Pepe Santoro, le recordó la importancia de aprovechar su chance. «Él tenía muchas dudas porque se iba a un país distinto, sabía que era una gran oportunidad. Yo durante esos días le decía que el tren muchas veces pasa una sola vez y no se repite».

Emiliano Martínez en una gira con el Arsenal. ARSENAL FC

Así comenzó un camino que lo vería pasar por Oxford United, Sheffield Wednesday, Rotherham, Wolverhampton, Getafe y Reading . Seis equipos en 10 años, hasta que le llegó su oportunidad en la 2019-2020; primero como suplente de Bernd Leno y luego, tras la lesión del alemán frente a Brighton, como arquero titular. En ese tramo final de una temporada ya convulsionada por el Covid, Martínez lograría afirmar la defensa de los dirigidos por Arteta, consiguiendo tres vallas invictas en nueve partidos de Premier League y obteniendo la FA Cup y la Community Shield. Esto, lamentablemente, no bastó para asegurarle el puesto en Arsenal y en el pasado verano, Aston Villa desembolsó 17,4 millones de libras para hacerse con sus servicios. Desde entonces, la historia es conocida: mejor arquero de la temporada en Premier League y mejor arquero (y campeón) con Argentina de la Copa América.

Etapa en el Arsenal

Acá es donde dejo todo atisbo de opinión objetiva, pues seguí con especial interés cada partido que ‘Dibu’ disputó con la camiseta ‘Gunner’. Tan solo el tercer argentino en la historia en jugar en el club, Arsene Wenger asegurando que sería el arquero titular del futuro y Martínez cumpliendo con sólidas actuaciones cada vez que veía minutos de juego. Razones no faltaban. De todos modos, como verán, esa confianza ciega por todo lo mencionado previamente no es de termo porque las pruebas están a la vista y siempre lo estuvieron. Solo que ahora, el mundo por fin puede apreciarlo.

Como bien se sabe, Martínez siempre tuvo que correr desde atrás y pelear por un lugar en el arco del Arsenal: Szcezcny, Fabianski, Almunia, Manonne, Ospina, Cech y Leno. Todos nombres que si no estaban en el club, se sumaron para ocupar el buzo del ‘1’ con mayor o menor éxito en sus 10 años en Londres. En todo ese tiempo acumuló 38 partidos contando todas las competencias (‘Dibu’ alcanzó la misma cifra en tan solo una temporada con el Aston Villa). ¿Quieren más datos para ver la dimensión de su temporada pasada? Previo al comienzo de la temporada 20-21 tan solo había disputado 15 partidos de Premier League con la camiseta de los ‘Gunners’. Una auténtica reivindicación.

Arsene Wenger sobre Emi Martinez en 2014.

Una de las claves del éxito de Emi en su estancia en Inglaterra yace en su capacidad de adaptación. Comentan sus ojeadores que desde el primer minuto se mostró dispuesto a aprender sobre la cultura inglesa y a integrarse al grupo. Otras de las virtudes que demuestran la fortaleza y temple de Emi es su deseo de hacerse valer siempre y de privilegiar su aprendizaje. De asumir la responsabilidad que implica ser el arquero titular en un equipo. Así lo recordó José Gómez, técnico del Reading tras el paso de ‘Dibu’ por los ‘Royals’.

Hablando de Reading, fue justamente un enfrentamiento ante los ‘Royals’ por League Cup, uno de los primeros pasos de Martínez en el Arsenal. El partido fue uno para el recuerdo, que finalizó con un 7-5 a favor de los del norte de Londres en tiempo suplementario. Pasarían dos años para que Emi tuviera una nueva oportunidad en el arco tras las lesiones de Ospina y Szcezny. ¿El rival? Manchester United. Meses después el debut en Champions League ante Anderlecht, para luego conseguir su primera y única (hasta ahora) valla invicta en la competencia. En aquella ocasión, fue triunfo 2-0 ante el Borussia Dortmund. Para 2017 sumaba tan solo cuatro partidos en Premier de los cuales, tres fueron con el arco a 0. En una palabra, sólido.

La cesión al Reading sería uno de los puntos de inflexión en su carrera. Tras volver, Martínez le comunicó a Unai Emery que estaba decidido a pelear por el puesto o irse. Ante el retiro de Cech, la oportunidad de contar con más minutos era una realidad. Segundo arquero por detrás de Leno y con la posibilidad de mostrarse en las copas. La gran oportunidad llegaría, lamentablemente, tras una fuerte lesión sufrida por el portero alemán. Estas son cosas que también tiene el fútbol. Un caso más de un jugador que termina de demostrar sus habilidades a raíz de una lesión de un compañero. Lo importante pasa por ser capaz de estar a la altura de los acontecimientos. Emi Martinez lo estuvo.

‘Dibu’ Martinez en un partido de Premier League. ARSENAL FC

Aston Villa y confirmación

La temporada 20-21 está aún fresca en la memoria y las actuaciones de Emi Martínez son bien conocidas, así como también las consideraciones que recibió al respecto. Acá unos datos sobre la temporada de ‘Dibu’ en los villanos: 15 porterías a cero (tercero en la competición), 142 paradas (tercero), 42 despejes (primero).

Como se puede apreciar, quedó solo por detrás de los porteros del City y del Chelsea (dos de las mejores defensas del mundo) en arcos a cero. Por otro lado, tuvo salvadas al nivel de dos porteros de equipos que terminaron descendiendo, los cuales siempre son exigidos más. La diferencia está en que Martínez fue vital para asegurar el resurgimiento de los villanos.

Previo a su desembarco en Birmingham, el Aston Villa había contratado arqueros en cinco mercados de pases previos. Martínez había pasado por seis equipos en 10 años antes de tener su oportunidad en el Arsenal. Resumiendo, se puede decir que eran el uno para el otro. Por esas cosas del destino, ‘Dibu’ necesitaba tanto al Villa como el Villa a ‘Dibu’. Todo en pos de la consolidación de ambos.

Dibu Martinez recibe el premio a mejor jugador del año por el ‘Supporters Club’. ASTON VILLA

Particularmente siempre seguí al Emi. Estaba orgulloso de tener un compatriota que defendiera los colores del equipo que amo desde pequeño a la distancia y que se mostrara tan maduro cada vez que le tocaba salir a la cancha. La estima que le tenía Wenger sin dudas influía en mi confianza sobre ‘Dibu’, pero era certificada porque nunca desentonaba. Verlo atajar regularmente sobre el tramo final de la 19-20 tras la pandemia, solo demostraba lo que yo orgullosamente ya sabía: estaba para cosas grandes. Se lo dije a mis amigos y les hablé del potencial de ‘Dibu’. Su seguridad para despejar centros, su capacidad de iniciar el juego desde abajo, sus reflejos y potencia bajo los tres palos no eran extraños para mi. Esto no es para hacer gala de una reflexión personal y quitarle el foco a lo importante. Esto es una muestra de felicidad por un compatriota al que tuve la suerte de ver (aunque pocas veces) desarrollarse profesionalmente y dar un paso al frente cuando era necesario. Si bien me duele verlo lejos del Arsenal, me hace inmensamente feliz ver lo que ha conseguido y conseguirá en un futuro no muy lejano.

8 opiniones en “Yo te conozco”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies. ¿Acepta nuestra política de cookies? Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies