12 momentos surrealistas del fútbol inglés

La Premier League nos ha regalado muchísimos momentos locos en estos últimos años. Aquí les traemos una lista con los más destacados

El fútbol inglés es maravilloso. Ya sea por sus imponentes o clásicos estadios, por esos equipos que brillan en la élite y por esos que juegan en el barro los domingos. Este fútbol lo tiene todo: goles icónicos, jugadores legendarios, equipos históricos y… momentos surrealistas.

Esos momentos que hacen que soltemos una carcajada, que amemos más al fútbol inglés y simplemente disfrutemos de ello en todo su esplendor. Desde idas al baño urgentes, celebraciones cómicas, y muchos, pero que muchos momentos poco comunes. Existen muchos como estos, pero aquí rescatamos doce de los más memorables.

1. Un gol muy playero

El 17 de octubre de 2009 se enfrentaban Sunderland y Liverpool. El partido acabaría 1-0 para los ‘Black Cats’, con una anotación realmente extraña de Darren Bent. En uno de los goles más curiosos de la historia del fútbol inglés, el disparo del delantero del Sunderland rebotó en una pelota de playa y meció las redes.

Los jugadores y el banquillo del Liverpool reclamaron por varios minutos, considerando que el gol no debía ser válido. Increíblemente, el árbitro Mike Jones otorgó el gol.

El mítico gol de Darren Bent

2. Un entrenador ahorca a jugador rival

Los enfrentamientos entre rivales o hasta compañeros no es algo muy sorprendente, pero el suceso que involucró a Nigel Pearson y James McArthur fue realmente extraño. En un encuentro entre Leicester City y Crystal Palace hace cinco años, el jugador escocés accidentalmente derribó al estratega de los ‘Foxes’.

Enseguida, Pearson agarró del cuello a McArthur y lo ahorcó mientras estaba tendido. Después se observa que lo agarra de la camisa y no lo suelta. Sobre ese tema, el entrenador inglés comentó que no lo soltaba porque él le dijo algo. Se le pidió explicar de mejor manera el hecho y dijo: «No tengo que aclarar nada. Soy más que capaz de cuidarme a mí mismo».

Pearson y McArthur tuvieron un fuerte choque

3. El caso de Ali Dia

Este quizás sea una de las historias más surrealistas. Dia es un ex futbolista senegalés que llegó a disputar solamente un partido como profesional con el Southampton en 1996. De manera increíble, alegó ser el primo de George Weah y todo Southampton le creyó. Graeme Souness, entonces entrenador de los ‘Saints’, recibió una llamada teléfonica de alguien que decía ser George Weah para recomendar a su primo Ali Dia, que venía de ser liberado por el PSG y que había jugado trece partidos con la selección de Senegal.

Todo eso fue mentira. Es comunmente catalogado en Southampton como el peor futbolista de la historia y hasta el mítico Matt Le Tissier recordó en una entrevista que Ali Dia «corría por la cancha como Bambi sobre hielo; fue muy vergonzoso verlo».

Ali Dia y su debut ante el Leeds United

4. Los cerditos y el lobo

Posiblemente todos conozcamos el cuento infantil de los cerditos y el lobo, ese donde cada cerdito construía una casa y buscaban escapar de las garras del lobo. Bueno, esa es la historia que todos conocen pero el partido entre Bristol City y Wolves nos dejó una de las peleas de mascotas más espectaculares de todos los tiempos.

7 de noviembre de 1997. Los Wolves fueron a casa del Bristol City y los golearon por 1-6, en un partido de la segunda división. Aún y con la improbable victoria, los titulares de prensa no serían para los jugadores. Para el medio tiempo, se propuso la idea de una amistosa dinámica entre las mascotas de ambos equipos. No pudo salir de peor forma y terminó como un combate de boxeo (nótese tremendo gancho de ‘Wolfie’ a uno de los cerditos).

Una tanda de penales amistosa acaba a hostias

5. Tres autogoles en siete minutos

El Sunderland es un equipo que se asocia con cierta mala suerte y hasta en tono de burla. Su reciente caída hasta League One lo demuestra, pero los momentos surrealistas rodean a los ‘Black Cats’. Era febrero del 2003 y el Sunderland estaba en una lucha por no descender.

En esa ocasión, recibía en casa al Charlton Athletic en un partido entre dos clubes sumidos en la parte baja de la clasificación. Se anotaron cuatro goles en el partido y todos ellos por jugadores del Sunderland, pero el partido acabó 1-3 para el Charlton Athletic. De forma inverosímil, los ‘Black Cats’ marcaron tres goles en propia puerta y todos ellos en un lapso de siete minutos.

Los autogoles del Sunderland

6. La locura de Alan Pardew

‘Pards’ es todo un ícono del folcore inglés, ya sea por su cuestionable baile siendo entrenador del Crystal Palace, un contrato de ocho años con el Newcastle o por propinarle un cabezazo a un jugador rival. Sí, Alan Pardew es un personaje entrañable pero con innegables tintes de locura y falta de cordura mental.

En un choque por Premier League en marzo del 2014, el Newcastle United de Alan Pardew visitaba al Hull City. En una ocasión, el jugador de los ‘Tigers’ David Meyler se acercó a la banda por el balón y eso terminaría en un cabezazo de Pardew. Las cosas como son.

Alan Pardew es todo un ícono por sus peculiares momentos

7. Kung-fu Cantona

No hay manera de pensar en el mítico Eric Cantona sin recordar su brutal patada con tintes de kung-fu hacia un aficionado. El jugador francés marcó época en el Manchester United por sus goles y asistencias, pero es imposible olvidar este momento tan surrealista.

Los ‘Red Devils’ visitaban al Crystal Palace en el año de 1995, encuentro que terminaría siendo recordado años después. Estando cerca de la banda, Cantona fue increpado por un aficionado de los ‘Eagles’ y el francés respondió con una espectacular y sorprendente patada directa al cuerpo del fanático. Tras el incidente, Cantona mencionó: «De lo único que me arrepiento es de no haberlo golpeado más fuerte».

La histórica patada de Cantona

8. Cerditos en la cancha

Hemos visto diferentes maneras de protestar ante unos dueños nefastos, pero la forma de queja de los aficionados del Charlton Athletic en 2016 fue única. Roland Duchâtelet ha sido uno de los peores dueños de los últimos años y los fanáticos de los ‘Addicks’ estaban hartos.

Como manera de protesta, decidieron lanzar unos cerditos de plástico al campo mientras cantaban pidiendo la salida de Roland. Esto provocó una breve pausa en el partido mientras retiraban los cerditos del campo, convirtiéndose en una de las múltiples muestras de inconformidad ante el propietario belga.

Los aficionados estaban cansados del dueño del Charlton Athletic

9. Una pelea ‘normal’

Hasta cierto punto, algún conato de bronca o enfrentamiento entre jugadores rivales es algo común. Ya sea por alguna patada a destiempo o malentendido, los roces y choques en un campo de fútbol entre rivales son el pan de cada día. Bueno, díganle eso a Lee Bowyer y Kieron Dyer.

Siendo ambos jugadores del Newcastle, se agarraron a golpes en un partido de locales ante el Aston Villa en abril de 2005. El encuentro acabaría por 0-3 para los ‘Villanos’, cosa que se podía imaginar luego de la pelea entre dos jugadores del equipo rival.

El Newcastle vuelve a aparecer en esta lista

10. Luis ‘El Mordidas’ Suárez

Luis Suárez tuvo un paso increíble con el Liverpool, quedándose a las puertas de ganar la Premier League con una temporada formidable y llena de goles. Pero el ariete uruguayo, de forma cuestionable, tiene ciertos momentos de descontrol.

En un partido contra el Chelsea en 2013, el delantero ‘Red’ le propinó una mordida descarada en el brazo a Branislav Ivanović. Esto acabaría en una suspensión de diez partidos para Luis, que ya había estado envuelto en un incidente similar mientras jugaba con el Ajax en 2010. De igual manera, repitió la dosis a Chiellini en el Mundial de Brasil 2014.

Ivanović se encontraba atónito después del choque con el uruguayo

11. Necesidades fisiológicas

Hace algunas semanas, Eric Dier decidió salir corriendo del campo directo hacia el vestidor. Nadie entendía muy bien que estaba pasando, hasta que las cámaras mostraron que el inglés tuvo que ir al baño. Al terminar dicho partido, Dier fue elegido como el mejor jugador del partido.

Pero hay un antecedente a esta peculiar situación. Jason Puncheon, entonces jugador del Southampton, participaba de las acciones en un partido ante el Everton cuando sintió el llamado de la naturaleza y salió disparado con dirección al sanitario. A su regreso, los aficionados lanzaron cánticos a la letra de ‘He went for a shi&’.

Los aficionados no tardaron en hacer mofa del curioso incidente

12. El ataque del banderín

No hay mejor manera de cerrar esta lista que con otro momento surrealista del Newcastle United. Ya sea por golpear a un caballo o festejar un gol de manera muy muy extraña, los aficionados del Newcastle nos han regalado momentos para el folclore del fútbol inglés.

Matt Ritchie, jugador de los ‘Magpies’, acostumbra patear los banderines del córner al momento de celebrar alguna anotación. Si nos podremos dar cuenta, la parte inferior de los banderines cuenta con un extremo afilado para clavarse al césped y puede representar un riesgo para la vida humana en caso de volar por los aires…

Los aficionados del Newcastle son como un imán del surrealismo

Este sitio web utiliza cookies. ¿Acepta nuestra política de cookies? Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies