FC United of Manchester, un club en contra del fútbol negocio

La historia de unos fans del Man United que fundaron su propio equipo como protesta a los Glazers

Mánchester es la ciudad inglesa del fútbol por antonomasia. Hasta principios de la última década, el amo y señor de la urbe era el United, equipo que cosechaba título tras título de Premier (es el club con más ligas, 20) y levantaba tres Copas de Europa. Pero todo cambió en 2008. Un grupo inversor de los Emiratos Árabes liderado por Mansour bin Zayed Al-Nahyan compró el otro equipo de la ciudad (Man City) y las cosas se tornaron.

Con los petrodólares, los ‘Citizens’ pasaron a la palestra y comenzaron a dominar Mánchester y todo el fútbol inglés. Pero el United tampoco se salvó del fútbol moderno. Cuando Malcom Glazer adquirió a los ‘Red Devils’ en el año 2005 algunos aficionados se sintieron ninguneados. Por ello, tras hacerse oficial la compra por parte del empresario americano un grupo de nutridos fans del United decidieron fundar el 14 de julio de 2005 el FC United Of Manchester.

Con la ayuda de más de 4.000 personas y un total de 400.000 libras en el banco, el equipo comenzó a andar. Para completar la plantilla se realizaron castings a lo largo de toda la geografía inglesa. De más de 900 personas solo 17 pasaron el corte.

Pancartas de los fans del FC United of Manchester en su estadio. GETTY

El club fue escalando divisiones hasta encontrar su primer punto álgido una tarde-noche de noviembre del año 2010. Visitaban Rochdale para enfrentarse al Rochdale United en un partido de copa, a quien milagrosamente vencieron por 2-3. Lo épico de aquello fue el tercer gol, anotado en el minuto 93. Aficionados y jugadores no se lo podían creer. Habían eliminado a un club profesional, pues por entonces el Rochdale militaba en League One.

Desde entonces el club ha crecido a pasos agigantados, construyendo su propio estadio y ascendiendo hasta dos categorías por debajo del fútbol profesional. El FC United of Manchester es de los socios, por lo que reduce la capacidad económica del mismo. Pero con ganas y dedicación, todo puede ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *