El regreso del Nottingham Forest a la Premier League

Después de un oscuro periplo que ha durado 23 años, los ‘Tricky Trees’ vuelven a la élite del fútbol inglés

Hay quienes dicen que lo bueno se hace esperar. O que el camino al éxito está lleno de vaivenes y odiseas que da la vida. Que se lo digan al Nottingham Forest, si no. Los ‘Tricky Trees’ tuvieron que navegar sin rumbo y sobreponerse a mil altibajos durante 23 largos años para volver al lugar que por historia les pertenece, la élite del fútbol inglés.

¿Por qué el Forest ha tenido que remar contra viento y marea para recuperar su sitio? Su reputación le precede. Ganar dos Champions League consecutivas siendo el único equipo inglés en lograrlo, no es una hazaña para cualquiera. Además, la historia del Nottingham Forest está entre las que todo seguidor del fútbol inglés debe conocer.

Hay algo especial en el Nottingham Forest y solo puede resumirse en una palabra: leyenda. Desde aquellas historias contadas por generaciones sobre Robin Hood hasta las epopeyas del mítico equipo de Brian Clough. Pero así como la gloria, la historia del Forest también tiene su lado oscuro. Descensos, problemas administrativos, dueños sin un plan específico, cientos de refuerzos y varios técnicos que intentaron recuperar el tiempo perdido. Muchas flechas en el carcaj pero solo bastó una para dar en el blanco.

brian-clough-nottingham-forest
El Nottingham Forest levantó dos Copas de Europa con Brian Clough como entrenador. GETTY IMAGES

El Nottingham Forest en la Premier League

Ya lo mencionamos antes, el Nottingham Forest vuelve a la máxima categoría del fútbol inglés después de 23 años. Pero no es ajeno a esta competición, pues fue uno de los 22 equipos que inauguraron la primera temporada de Premier en 1992. Ese sería el único motivo de alegría durante esa campaña, ya que terminaron descendiendo en la última posición. ¿El técnico? Brian Clough. Sin duda, una despedida amarga para la máxima leyenda del equipo, que, como veremos en breve, estuvo a punto de orquestar un último milagro antes de su retiro de los banquillos.

Los ‘Tricky Trees’ volverían nuevamente para la temporada 94-95 en lo que fue sin dudas un regreso con bombos y platillos. En dicha campaña, los de rojo lograrían una inesperada tercera posición en lo que sería su mejor marca de la historia en Premier, la cual les dio la clasificación a la Copa UEFA de la temporada siguiente. Parte sustancial de este hito se debió a su goleador, Stan Collymore, que marcó 22 goles.

Al año siguiente, los de Nottingham firmaron otra campaña sólida con una gratificante novena plaza. Más aún siendo que tenían la Copa de la UEFA en el medio en la cual cayeron ante el Bayern de Múnich en cuartos de final. En esta temporada protagonizaron la última gran actuación del equipo en Premier, pero también fue el comienzo de una época de turbulencias a la que esperan no volver.

En la temporada 96-97 el equipo no dio la talla y descendió sin miramientos como últimos de la liga. Aquel año, el goleador del equipo fue Alf Inge Haaland. Sí, el padre de Erling. Para finalizar su periplo en Premier, tras volver nuevamente en un solo intento (98-99), el Forest volvió a firmar la última posición de la tabla. La victoria 1-0 ante el Leicester, el 16 de mayo de 1999, fue su último partido en Premier League. Hasta ahora.

city-ground-nottingham-forest
City Ground volverá a albergar partidos de Premier League tras 23 años. NOTTINGHAM POST

La última temporada de Brian Clough

La figura de ‘Cloughie’ es toda una institución, no solo en Nottingham, sino en la historia del fútbol inglés. 18 años al frente de los ‘Tricky Trees’ con la doble consagración europea, una identidad concreta y miles de momentos para el recuerdo hicieron y hacen todavía mella en la memoria. Nottingham es un equipo de ciudad que se aferra con todas sus fuerzas a su gente, el corazón que lo hace latir. Brian Clough representó ese nexo equipo-afición como ningún otro entrenador.

La vida puede ser injusta con aquellos que no lo merecen. Clough no lo merecía, y tuvo que ver cómo su querido Forest descendía tras su partido 994 al frente del club. Menos aún cuando estuvo tan cerca de conseguir un último milagro. Sin dudas, esa temporada inaugural en Premier vio a los ‘Tricky Trees’ comenzar fuertes, pero inmediatamente sus esperanzas se marchitaron. Como si el otoño fuera una larga agonía, donde todos los caminos apuntaban a un único final.

El Nottingham Forest inició aquella campaña con una rutilante victoria ante el Liverpool en lo que sería la primera transmisión del famoso programa Super Sunday de la cadena Sky Sports. En sus filas contaban con figuras destacadas como Stuart Pearce, Teddy Sheringham, Nigel Clough (hijo de Brian) o un jovencísimo Roy Keane. Con Sheringham comandando el ataque, las impresiones y los presagios eran alentadores. Todo cambió cuando lo vendieron al Tottenham.

brian-clough-nottingham-forest
Brian Clough en su última temporada al mando del Nottingham. GETTY IMAGES

Posterior a esa primera victoria le siguieron seis derrotas seguidas, a continuación de tres empates, otra derrota ante el Arsenal, una victoria ante el Boro y un empate ante el Sheffield Wednesday. Sin duda que fueron meses complicados y la situación no hacía más que agravarse. Por ejemplo, en diciembre solo consiguieron una victoria. Ya para principios de 1993 estaban últimos producto de tan solo tres victorias, seis empates y 12 derrotas. Entre otras curiosidades, el líder hasta entonces era el Norwich.

Para marzo lograron salir del descenso pero las esperanzas se empezaron a agotar rápidamente ya que solo conseguirían sumar una victoria ante Southampton, dos empates y dos derrotas. Aún así, entrado abril estaban a un solo punto de la salvación. Lo que parecía un nuevo reflote se vio continuado de tres derrotas en seis días ante Villa, Blackburn y QPR respectivamente. Las ilusiones menguaron. En ese mes se dio la última victoria de Clough en Premier ante Tottenham.

Tras darse una serie de resultados ajenos a favor, el Nottingham Forest llegó a la penúltima fecha con chances de mantener la categoría. Recibían al Sheffield United con una misión enfrente: no perder. Una derrota los condenaba definitivamente. Finalmente pasó lo que nadie quería, la mayor de las injusticias. En su partido 993 al mando del Forest, Brian Clough descendió frente a su público. Ese templo donde supo desafiar lo imposible y creer en los milagros lo veía despedirse con su equipo marchando a la segunda categoría.

Aquella vez la suerte no estaba del lado del Forest. Como si se tratase de una mala broma, los ‘Tricky Trees’ habían perdido su toque. Tantas leyendas de robar a los ricos para dárselo a los pobres para que les robaran la suerte cuando más la necesitaban. El Forest, años más tarde (2005), se convirtió en el primer campeón europeo en descender a tercera división, categoría en la que estuvieron tres años. Sus problemas acababan de empezar.

El mandato de Al Hasawi

En esta vorágine llamada globalización del fútbol es muy frecuente ver a magnates de distintas partes del mundo adquirir clubes. En Inglaterra se da una particularidad y es que, al parecer, es el nicho ideal para que personas de los lugares más exóticos se conviertan en dueños o accionistas mayoritarios de diversos clubes a lo largo de las cinco categorías profesionales. Bueno, si contamos al Wrexham de Ryan Reynolds y Rob McElhenny, entonces prolongamos el campo hasta Non League.

Como ya hemos visto con historias anteriores, estas operaciones pueden salir realmente mal. Blackburn, Blackpool, Reading y Birmingham son solo algunos ejemplos rápidos que se vienen a la mente. El Nottingham Forest no es ajeno a este listado tampoco. En la última década ha pasado por dos dueños distintos (uno de ellos todavía vigente) y con ellos, un sinfín de anécdotas de una magnitud bizarra nunca antes vista (como el hecho de haber tenido a 13 entrenadores en los últimos 10 años).

Desfile de técnicos

Fazaz Al-Hasawi es un empresario kuwaití que llegó al Forest en 2012 tras la muerte del dueño Nigel Doughty. El deceso de Doughty dejaba al club en una situación de incertidumbre tanto financiera como deportiva, por lo que el objetivo de Al-Hasawi era claro: devolver al club a la élite cuanto antes. Para ayer hubiese sido mejor y sin importar los costos. Literalmente. Al-Hasawi estuvo en el club cinco años hasta su partida en 2017 y durante esta etapa pasaron ocho técnicos por el banquillo del City Ground.

El primer entrenador fue Steve Cotterill, pero no de la manera en que ustedes imaginan. Cotterill ya estaba cuando Hasawi y sus allegados se hicieron cargo del club. Eso no impidió que lo despidieran a días de arrancar la temporada, no sin antes pedirle un informe detallado de los jugadores. ¿El motivo? Aparentar conocimiento de la plantilla en lo que fue la primera rueda de prensa de los nuevos dueños.

El siguiente director técnico en asumir las riendas fue Sean O’Driscoll. Este fue parte de un pedido bastante insólito, el cual era contratar a jugadores kuwaitíes que estaban a prueba en el club. Lo cierto es que coincidió con que las pruebas fueron durante época de Ramadán y los muchachos no dieron la talla. Eso sí, no impidió que solicitara visas de trabajo a pesar de no tener nada de información sobre estos individuos. O’Driscoll fue despedido después del ‘Boxing Day‘.

Fawaz Al-Hasawi fue el dueño del Forest entre 2012 y 2017. NOTTINGHAM POST

Entre prestigio y viejos conocidos

El siguiente en la lista fue Alex McLeish. Gloria del Rangers y que venía de un paso agridulce por Birmingham (campeones de Carling Cup y descenso el mismo año). Sin embargo, la historia curiosa durante esta época en realidad fue lo que sucedió en el 150 aniversario del club. El homenaje fue construir un muro en el que cada ladrillo contenía mensajes de los fans. Había que pagar por el lugar y hoy hay quien dice que no solo se usó ese dinero para inclinar un poco el balance, sino que también los materiales utilizados eran de tan mala calidad que no durará más de 50 años.

El siguiente entrenador era un viejo conocido de la casa como Billy Davies. El regreso de Davies coincidió con una época en la que varios cargos importantes del club habían dimitido. Para entonces, el Forest no tenía director de academia, de finanzas, de comunicación ni de operaciones. El CEO se había ido un poco antes. En este contexto emergió la figura de Jimmy Price, una adición un tanto extraña. ¿Por qué? Su firma de abogados se había declarado en quiebra y no podía practicar leyes por esta causa. Aún así, formaba parte importante de la nueva directiva.

A continuación llegó otro referente como Stuart Pearce, leyenda del club. Pearce fue el primero en notar un éxodo de jugadores ante las partidas de Karl Darlow y Jamaal Lascelles, ambos a Newcastle. También empezaban a surgir los primeros vestigios de una plantilla inestable en cuanto a salarios y los problemas financieros que eso estaba causando. Algo que sí sufrió en carne propia Dougie Freeman, el próximo entrenador en la lista.

Stuart Pearce (izquierda), leyenda del Forest. SKY SPORTS

Freeman se embarcó en una época de embargo financiero. Esto implicaba no poder fichar jugadores, tener una reducción en la plantilla y también que hubiera algunos integrantes con serios retrasos en sus pagos. La tensión y la distancia con los dueños se podía apreciar sobre todo en entrevistas post partido. Se le veía deteriorado y no hacía nada para ocultarlo. Uno de los hábitos de Al-Hasawi era tener reuniones de imprevisto en su casa a altas horas de la madrugada siendo que Freeman debía estar muy temprano entrenando al día siguiente. No duraría mucho más al cargo.

Hasta aquí la era Al Hasawi. Sin dudas pintoresca si somos generosos. Un último detalle: Los fichajes primero debían ser anunciados en su cuenta de Twitter antes de que el club pudiera hacerlo de manera oficial. Voces allegadas a club dicen que en realidad, el empresario kuwaití tenía buenas intenciones en el fondo, solo que sus ansias por replicar un modelo funcional en su país y escuchar a las personas equivocadas lo llevaron al fracaso. Tras su marcha llegaría otro aún más curioso personaje y con él un mandato más asertivo, digamos.

El desembarco de Marinakis

Un dueño excéntrico dejó el club y uno aún más excéntrico llegó. Desde el año 2017 hasta la fecha, Evangelos Marinakis, magnate griego de navíos se desempeña como dueño del Forest. Es bajo su tutela que el club acaba de ascender a la Premier League, pero no sin antes contar con un sinfín de acontecimientos dignos de anécdota y que vamos a repasar a continuación.

Marinakis es también el dueño del gigante heleno Olympiacos. Un equipo dominante en su liga doméstica y un hueso duro de roer en Europa. Ese tipo de éxito es lo que el empresario quería replicar en el club inglés, pero está claro que la transición no es la misma. Este golpe de realidad, que se concretó con el tan ansiado ascenso en mayo pasado, tuvo sus momentos oscuros en los años previos.

El empresario griego quería replicar el modelo de éxito del Olympiacos. MARCA

El plan del griego era regresar al Forest a Europa en tan solo cinco años y, al igual que con Al-Hasawi, tenía que ser a toda costa. ¿Quiénes fueron los afectados? Los técnicos, claramente. Eso sí, también caben mencionar ciertas particularidades relacionadas a la plantilla. Contando a Cooper, seis técnicos se ha tenido el club desde 2017 hasta hoy. En cuanto a los jugadores, para diciembre de 2020 el Forest había contratado a 69 entre préstamos y compras, según lo que informa The Athletic.

El primero en la lista de técnicos fue Aitor Karanka. El ex entrenador del Boro tuvo la mala suerte de coexistir en una época en la que el club se relacionaba directamente con Jorge Mendes. Hoy en día es común que algunos clubes se encomienden a super agentes para encabezar su política de fichajes, algo que suele salir mal (basta con ver lo que pasó en el Arsenal hace un tiempo). Ya las cosas arrancaban de manera incómoda. Y para disgustar un poco más ingresó otra figura en escena: Ioannis Vrentzos.

Vrentzos, mano derecha de Marinakis, se encargaba de supervisar las operaciones del día a día. Algo con lo que Karanka debía lidiar obligadamente ya que entre sus actividades, la favorita era supervisar entrenamientos, sobre todo tras una derrota. Podrán imaginar que ese tipo de visitas pueden llegar a molestar tanto a jugadores como al cuerpo técnico, cosa que de hecho sucedió. A Karanka se lo notaba cada vez más nervioso y harto. A pesar de hacer una respetable campaña y de contar con el apoyo de jugadores e hinchas, Karanka se marchó después de un partido de FA Cup ante Chelsea.

¿Tan grave era la situación institucional en Nottingham durante esa época? La temporada previa a la llegada del griego, los ‘Tricky Trees’ se habían salvado del descenso solo por diferencia de goles. Una situación similar a la que vivieron el año previo a la llegada de Al-Hasawi. Tras un dueño cuestionado, los fans querían estar más al tanto de los detalles internos del club. Esa fue la primera promesa: armar un grupo de observadores que asistiera a las juntas del club para poder tomar parte en las decisiones institucionales del Forest. Como podrán imaginar, eso no pasó. Todo pasaba por la figura de Vrentzos.

El español fue una figura querida entre la hinchada, pero no así en la directiva. NOTTINGHAM POST

Sale Karanka, siguen los problemas

Tras la partida de Karanka, quien se hizo cargo de la dirección técnica fue el irlandés Martin O’Neill, con Roy Keane como ayudante de campo. Esto estaba destinado al fracaso ya que los hinchas aún lloraban a Karanka y la metodología de juego era bastante más rudimentaria. Se llegó a saber de jugadores que habían cuestionado públicamente las tácticas y el estilo anticuado de O’Neill. Además, según dicen, se discutía la posibilidad de que estuviera más a favor de un núcleo británico sobre jugadores extranjeros.

En el plano institucional los problemas seguían su curso. Mientras públicamente se declaraba que el club quería adoptar las bases del viejo Arsenal para replicarlas en el manejo de todas las áreas del club como un todo, por dentro los empleados no estaban seguros de que sus puestos estuvieran a salvo. Es más, se llegó a conocer que había una sala de despidos reservada para estos casos.

Otro problema llego cuando COPA 90 publicó un documental sobre el Forest y en él destacaban la figura de Nigel Doughty. Esto cayó sumamente mal en la directiva y no solo cortaron relaciones con los realizadores, sino que les pidieron borrar el video. La molestia vino en no reconocer el trabajo de Marinakis en el club. Creo que por todo lo ya antes mencionado les hicieron un favor.

Jugadores desterrados y entrenadores descartados

Entre los jugadores del primer equipo había lo que se conoce como ‘Bomb Squad’. ¿Qué es esto? Jugadores que por rendimiento o cualquier otro factor no son tenidos en cuenta para el primer equipo y son enviados a jugar con el filial. Hay que aclarar que no es algo que suceda seguido o que debe resultar de alguna relación completamente quebrada. Pues bien, el Nottingham tenía un once entero de jugadores en esta condición.

Como parte de esta medida, los jugadores no podían entrenar con el equipo de Championship, no podían comer en el mismo lugar y debían quedarse en un edificio destinado a la sub-23 durante sus sesiones de entrenamiento. Básicamente un aislamiento total. El caso más rutilante fue el del arquero Costel Pantilimon. El rumano ex del City y Watford tenía una cláusula en la cual de acuerdo a cierta cantidad de apariciones se debía concretar la compra a los ‘Hornets’. Antes de llegar a ese número lo limpiaron e incluso quisieron enviarlo al Olympiacos. Lo más penoso vino cuando, tras el pedido de unirse al partido homenaje de Vincent Kompany, desde el club le informaron que bajo ningún punto de vista podía.

Martin O´Neill fue despedido y la manera en que sucedió es para reír o llorar. A la 1 de la mañana le anunciaron su despido y 28 minutos después ya tenía sustituto. El francés Sabri Lamouchi sería el escogido para tratar de guiar al club. Hay que decir que estuvo muy cerca. Después de estar en puestos de play-off, con un traspiés en la reanudación post pandemia el equipo no entró en la promoción por diferencia de goles. Como podrán adivinar, esto le costó el puesto a Lamouchi. Y al igual que O’Neill, su reemplazo ya estaba escogido antes de comunicarle su despido. Solo tardaron 30 minutos en anunciarlo.

Chris Hughton era el nuevo hombre. Un tipo experimentado que había conseguido ascensos con Newcastle y Brighton. Si bien llegaba con una reputación contrastada, lo cierto es que Hughton no pudo replicar sus logros pasados. El equipo se salvó con lo justo durante esa temporada 20-21 y tras seis jornadas de la 21-22 el equipo marchaba último. Los fantasmas de un nuevo hundimiento crecieron y Hughton fue despedido. Finalmente, el hombre en tomar el mando fue Steve Cooper. El vigésimo técnico en ser anunciado tras el descenso de Premier League a fines del pasado milenio. El hombre que logró lo que tantos no pudieron.

Imagen de Wembley en la final de play-off. GETTY IMAGES

La Premier League que le espera al Forest

Este ansiado regreso ya es una realidad y el City Ground abrirá sus puertas para albergar nuevamente partidos de la primera división. Si bien el objetivo principal del Forest será mantenerse en Premier, esta vuelta recuerda a tiempos mejores. El equipo de Cooper alterna un juego defensivo aguerrido con un ataque explosivo. Una ciudad entera estará detrás de un equipo que los volverá a representar en el escenario principal del fútbol inglés. Para lograr el objetivo, los ‘Tricky Trees’ se han reforzado atendiendo a sus necesidades más imperiosas:

Tras la salida de Brice Samba en portería, los refuerzos han sido muy acertados. Dean Heanderson (préstamo) y Wayne Hennessey (libre) son grandes adquisiciones que ya han jugado y demostrado su calidad en equipos recién ascendidos. En defensa, los nombres son: Omar Richards, Moussa Nikhaté, Neco Williams y Harry Toffolo. Nombres jóvenes y prospectos a futuro que buscarán generar una buena impresión.

En medio campo se destacan las contrataciones de Lewis O’Brien, una de las revelaciones del Championship la pasada temporada y de Jesse Lingard, quien buscará ser la carta de astucia y creatividad del Forest. Por último, en ataque tenemos la contratación récord de la historia del club: Taiwo Awoniyi. Junto a Brennan Johnson, el nigeriano buscará dar más de un dolor de cabeza a los centrales rivales.

La afición tiene muchas esperanzas puestas en Lingard. GETTY IMAGES

Primeros partidos del Nottingham Forest

Aprovechar la localía será un factor clave para lograr la permanencia y cada punto cuenta. Previo al parón por el mundial, el Forest alternará visitas de riesgo con algunos rivales no deseados. Lograr una buena imagen antes de la Copa del Mundo será necesario para quedar bien parado de cara a la recta final.

El regreso a Premier League se dará de visita a St. James’ Park para enfrentar a un renovado Newcastle. City Ground se teñirá de rojo para recibir al West Ham en la segunda jornada. Luego, en otros partidos destacados, el camino será el siguiente: entre las fechas 4 y 5 ‘Spurs’ (L) y City (V) serán los primeros duelos ante equipos del ‘Big Six’. Uno de los primeros tramos imperiosos en sumatoria de puntos se dará entre las fechas 6 a 8 cuando se enfrenten a Bournemouth, Fulham y Leeds. El calendario completo puedes encontrarlo aquí.

Un equipo que alcanzó la gloria europea a finales de los 70, que perdió a su máxima figura histórica, que pasó tres años en tercera división convirtiéndose en el primer campeón europeo en lograrlo. Un equipo con varios intentos de ascensos fallidos y dueños autoritarios en el medio. Muchos fans nunca tuvieron, hasta ahora, la fortuna de ver al Nottingham Forest en la élite. Todo lo que escucharon fueron historias que sus padres y abuelos les compartieron sobre un equipo que supo pisar fuerte y que necesitaba volver a dónde pertenecía.

Muchos de los jugadores de la plantilla actual ni siquiera habían nacido cuando se produjo aquella hazaña con Brian Clough a la cabeza o cuando el Forest aún estaba en Premier League. Esa larga espera ha terminado. El Nottingham Forest vuelve para recuperar el tiempo perdido.

Todo lo que debes saber sobre los play-offs de Championship

Este viernes comienzan los play-offs de Championship. Huddersfield, Luton, Nottingham Forest y Sheffield United lucharán por ascender a Premier

La temporada 21-22 en Championship ya ha llegado su fin. Sin embargo, para los amantes de las categorías inferiores del fútbol inglés, eso significa la llegada de los play-offs. Cuatro equipos peleando por un último boleto para ascender a la Premier League.

El Huddersfield Town se enfrentará con el Luton Town, dos de las sorpresas de la temporada. El partido de ida será el viernes 13 de mayo en Kenilworth Road. El juego de vuelta será el lunes 16 de mayo en Huddersfield.

Por otro lado, el Nottingham Forest chocará con el Sheffield United. El encuentro de ida será en Bramall Lane el sábado 14 de mayo, mientras que la vuelta será el martes 17 de mayo en Nottingham.

Huddersfield Town vs Luton Town

Huddersfield Town

El cuadro de Carlos Corberán completó una temporada de ensueño. La labor de reclutamiento de los ‘Terriers’ ha sido admirable, fichando jugadores extremadamente baratos que han encajado a la perfección en el equipo del español. Cerraron la temporada con seis victorias y un empate en las últimas siete jornadas, por lo que encaran estos play-offs con la ilusión de regresar a la Premier League. De igual manera, son un equipo que trabaja el juego aéreo a la perfección y la consistencia en esto es un factor clave. Solo suman dos derrotas en los últimos 26 partidos de liga.

El guardameta, Lee Nicholls, fue seleccionado en el mejor once de Championship, y fue el segundo portero con más porterías imbatidas. El juego por bandas, principalmente con Sorba Thomas y Harry Toffolo (cinco goles en sus últimos siete partidos), es fundamental para el Huddersfield Town. Thomas y el incansable mediocampista Lewis O’Brien están lesionados y son duda para estas eliminatorias.

lee-nicholls-huddersfield-town
Lee Nicholls fue el mejor portero de la temporada. HUDDERSFIELD TOWN

Luton Town

La mayor sorpresa de la temporada. Pensar que hace tan solo ocho años estaban jugando en National League y hoy están a tres partidos de ascender a Premier League. Los ‘Hatters’ le pusieron drama a su temporada y tras derrotar por 1-0 al Reading en la última jornada, amarraron ese sexto lugar y un boleto a los play-offs.

Sin embargo, el equipo de Nathan Jones llega sumamente forzado y con una plaga de lesiones, incluyendo a jugadores fundamentales como Adebayo, Mpanzu, Berry, entre muchos otros. Inclusive, se vieron en la necesidad de solicitar una cesión de emergencia del portero Matt Ingram, que será el sexto arquero que ataja para los ‘Hatters’ en esta temporada.

Lo positivo es el regreso de Jordan Clark y Allan Campbell, jugadores importantes en el mediocampo. El cierre de temporada del Luton Town no fue el mejor, incluyendo una derrota de 7-0 ante el Fulham y otra de visita en Huddersfield, pero tomando en cuenta todas las circunstancias adversas, la labor de los ‘Hatters’ es histórica. Tendrán las lesiones en su contra y el cansancio, pero todo eso ya queda atrás y ahora tendrán la oportunidad de seguir luchando por el ascenso a la Premier League.

nathan-jones-luton-town
Nathan Jones, entrenador del Luton. LUTON TOWN

Le agradezco a Steven Kelsh, ferviente aficionado del Luton Town, por sus opiniones e información de su equipo para la realización de este artículo.

Nottingham Forest vs Sheffield United

Nottingham Forest

A cualquier romántico del fútbol inglés le encantaría ver al Forest en la Premier League. Este equipo tuvo un inicio de temporada paupérrimo, pero desde que Steve Cooper fue nombrado entrenador la transformación de los ‘Tricky Trees’ ha sido espectacular. Ningún equipo ha acumulado más puntos que el Forest desde que Cooper está al mando. Jugadores como Djed Spence, Joe Worrall, Ryan Yates y Brennan Johnson han firmado una temporada fenomenal, con los tres primeros siendo seleccionados en el mejor once de Championship.

nottingham-forest
El Forest buscará ese último boleto a la Premier League. NOTTINGHAM FOREST

Se quedaron extremadamente cerca de conseguir el ascenso directo, ya que cayeron con el Bournemouth en la penúltima jornada en un duelo determinante. Además, empataron con el Hull City en esta última jornada y, por ende, bajaron a la cuarta posición. Será interesante ver si el delantero Keinan Davis, cedido del Aston Villa, podría estar de regreso en el terreno de juego. De no ser así, Sam Surridge ocuparía ese puesto en la delantera junto a Johnson y Zinckernagel.

Le agradezco a Oli Brady, apasionado aficionado del Nottingham Forest, por sus opiniones e información de su equipo para la realización de este artículo.

Sheffield United

Con este equipo observamos un caso similar al del Nottingham Forest. Tuvieron una primer mitad de temporada sumamente irregular, pero desde el despido de Jokanović y la llegada de Heckingbottom, los ‘Blades’ son otro equipo totalmente diferente. Por un momento se pensaba que quizás se quedarían cortos para acceder a los play-offs, pero una racha positiva en el cierre de la temporada les da el quinto puesto.

billy-sharp-sheffield-united
Billy Sharp es el emblema de los ‘Blades’. PREMIER LEAGUE

Además, llegan con el ánimo por las nubes tras golear por 4-0 a un ya ascendido y campeón Fulham en la última fecha. Pero no todo es miel sobre hojuelas, ya que Ndiaye salió lesionado en este partido y veremos su evolución de cara a la promoción. La parcela atacante es la más afectada por las lesiones, ya que jugadores como Brewster, McGoldrick, McBurnie y Sharp son bajas.

¿Qué equipos de Championship son los favoritos para ascender a Premier League?

La temporada en segunda inglesa llega a la recta final y varios conjuntos se pelean por un puesto en los play-offs

La temporada en el fútbol inglés está llegando a su fin. Sin embargo, para los amantes de las categorías inferiores, eso significa una cosa: los play-offs. Todo indica que veremos de regreso en la Premier League a Fulham y Bournemouth, por lo que esos dos puestos de ascenso directo parecen asegurados. Por el otro lado, varios equipos lucharán a muerte por ese último boleto para subir a la codiciada primera división.

Equipos en buen momento

Luton Town

Los ‘Hatters’ son el auténtico caballo negro de la competición. El conjunto dirigido por Nathan Jones ha realizado una temporada sobresaliente, por lo que son uno de los equipos que llegan en mejor forma a este último tramo de la campaña. De la mano de jugadores clave como Adebayo y el estandarte Campbell en el mediocampo, el Luton Town busca hacer historia.

Su calendario restante no será nada sencillo, ya que aún les queda visitar al Huddersfield Town y recibir al Nottingham Forest, dos rivales directos. En la penúltima jornada visitan al Fulham, que posiblemente ya hayan certificado su ascenso y no se jueguen demasiado. Quizás sean la plantilla menos amplia de los contendientes a promoción pero nada les impide soñar con la Premier League.

Sheffield United

Pocos imaginábamos ver a los ‘Blades’ en esta posición tras el inicio tan pobre de la temporada. Desde que Paul Heckingbottom se hizo cargo del equipo, el Sheffield United mostró una cara totalmente diferente. Este entrenador ha logrado activar a gente importante como Morgan Gibbs-White y Sander Berge, además de que Billy Sharp sigue marcando goles. De igual manera, ha sabido lidiar de forma extraordinaria con la decena de lesiones en el club y es muestra de la profundidad de plantilla.

Berge es uno de sus mejores jugadores. PREMIER LEAGUE

Aún les queda enfrentar al QPR en dos ocasiones, al igual que recibir al Bournemouth en unas semanas y terminar su temporada jugando en casa contra el Fulham. Los ‘Blades’ sorprendieron a propios y extraños en la temporada 19-20, al terminar novenos en Premier League. No cabe duda que este equipo viene con la motivación a tope y muchas veces eso es un factor clave en los play-offs.

Middlesbrough

Chris Wilder ha demostrado ser un estratega ejemplar. El Boro iba camino hacia otra temporada irregular con Neil Warnock manejando el timón, pero la directiva decidió cambiar el rumbo y encontró el sustituto perfecto en Chris Wilder. Este entrenador saltó a la fama con su particular Sheffield United en la Premier League, con esos centrales llegando a línea de fondo y haciendo pasadas por las bandas.

Wilder ha potenciado a un jugador muy importante como Isaiah Jones en el carril derecho, además de formar un mediocampo férreo y muy completo con Howson, el gigante Crooks y el talento de Tavernier. Fueron eliminados en cuartos de final de FA Cup hace unos días por el Chelsea, no sin antes derrotar a gigantes del fútbol inglés como Manchester United y Tottenham. Los de Teesside reciben a Fulham en unas semanas y después visitan al Bournemouth y reciben al Huddersfield Town, tres partidos que pueden definir la temporada.

middlesbrough
El Boro busca colarse en los play-offs. MIDDLESBROUGH FC

Nottingham Forest

A cualquier romántico del fútbol inglés le encantaría ver al Forest en la Premier League. Este equipo tuvo un inicio de temporada paupérrimo, pero desde que Steve Cooper fue nombrado entrenador, la transformación de los ‘Tricky Trees’ ha sido increíble. Jugadores como Djed Spence, Brennan Johnson y Ryan Yates han firmado una temporada fenomenal.

Cayeron en los cuartos de final de FA Cup hace unos días, donde antes eliminaron a Arsenal y Leicester City. Aunque la ilusión de seguir progresando en esta copa era innegable, esto les permite centrar todos sus esfuerzos en la liga. Aún les queda visitar al Luton Town, al Fulham y al Bournemouth, por lo que serán partidos de alto calibre. Sin embargo, el resto del calendario se muestra un poco favorable, tienen algunos partidos pendientes sobre el resto de los equipos y vienen desplegando un juego explosivo y vertiginoso.

Equipos en mal momento

Huddersfield Town

Los ‘Terriers’ suman 1 punto de los últimos 9 posibles. Acarrean dos derrotas consecutivas, una de visita ante el Millwall y una dolorosa goleada en casa ante el Bournemouth. El cuadro del español Carlos Corberán es el otro tapado en esta contienda, ya que han sorprendido a todo el país con una temporada notable. Anterior a esta reciente mala racha, el Huddersfield acumulaba 16 partidos sin perder.

Corberán está haciendo un gran trabajo en Huddersfield. HUDDERSFIELD TOWN

Ahora llega el momento culminante para este equipo. Si logran recuperarse y sacudirse las últimas derrotas, posiblemente los veamos en los play-offs. Lo negativo es que algunos equipos en la zona tienen menos partidos jugados que ellos y podrían rebasarlos en la tabla. Sus próximas jornadas serán trascendentales, ya que visitan al Hull City y al Boro, y entremedias reciben al Luton Town y al QPR.

Blackburn Rovers

Se nos cayó el Blackburn Rovers. Desde la lesión del chileno Ben Brereton hace varias jornadas, el equipo ha sufrido una caída dramática. Suman dos victorias en sus últimas once jornadas y vienen de perder ante el Reading, equipo que pelea por no descender. El equipo dirigido por Mowbray era un auténtico vendaval hace unos meses pero ahora luce como un equipo desahuciado.

Además, y al igual que el Huddersfield Town, tienen 39 jornadas disputadas y equipos como el Boro y el Forest tienen dos y tres partidos menos respectivamente. El calendario restante es algo alentador pero la realidad es que el conjunto de Ewood Park no levanta cabeza y su puesto en los play-offs está en riesgo.

Queens Park Rangers

El QPR ha sufrido una suerte similar a la del Blackburn Rovers. La forma del equipo londinense se ha venido abajo desde febrero, ya que suman solamente 8 puntos de los últimos 30. Vienen de perder en casa ante el Peterborough, conjunto que se perfila para descender. Por si fuera poco, perderán por lesión a Chris Willock para el resto de la temporada; mientras que el ariete escocés Lyndon Dykes sigue alejado de las canchas.

Chris Willock venía siendo el mejor jugador del club. QPR

Un punto positivo para el QPR es que lleva 38 jornadas disputadas, una menos que equipos como Blackburn o Huddersfield Town. Tras el parón por fecha FIFA, recibe al Fulham y visita al Sheffield United en un lapso de cuatro días. Esas dos jornadas serán clave para el devenir de la temporada, de tal forma que pueden seguir en la pelea o caerse casi por completo.

Equipos que se quedan cortos

Millwall, Coventry City y West Brom son tres equipos que buscarán algún resquicio para meterse en la pelea pero es prácticamente imposible. La posibilidad de que estos equipos se metan a los play-offs es ínfima, y necesitarían tener un final de temporada espectacular y que los demás equipos se caigan de forma estrepitosa. Sabemos que en la Championship todo es posible pero estos equipos quizás tengan que esperar su oportunidad hasta la siguiente campaña.

Predicción

El Nottingham Forest quiere ser equipo de Premier League. NOTTINGHAM FOREST FC

Como predicción personal, considero que Sheffield United, Luton Town y Nottingham Forest se colarán en los play-offs. Esa cuarta plaza estaría entre Middlesbrough y el Huddersfield Town. Sin embargo, creo que el Boro será ese equipo que complete el cuadro de las semifinales.

Por más que sería increíble ver al Luton en la Premier League, los románticos soñarán con un Nottingham Forest certificando su ascenso en Wembley.

Brian Clough, un genio incomprendido

Las obras de este inglés se quedarán grabadas en Derby County y Nottingham Forest. El hombre que los hizo grandes por un tiempo

Antes de que Sir Alex Ferguson se hiciera un nombre en el fútbol inglés, Brian Clough lograba lo imposible. Convertir a clubes de ribetes menores en severas máquinas con buen fútbol, pasión e inteligencia. Sin embargo, como todo genio, tuvo un problema enorme: su actitud. Pero ¿y si esta actitud rebelde la usó para incrementar el éxito de sus jugadores?

Brian Clough nació en Middlesbrough el 21 de marzo de 1935. Formado como delantero entre el Boro y el Sunderland, anotó 267 goles en 296 partidos, números excelsos para la carrera de un atacante. Pero una lesión de ligamento cruzado lo llevó a retirarse con 29 años, una edad en la que la mayoría de los jugadores llegan a su cenit. Estos problemas físicos no le detuvieron, pues culminó con éxito sus estudios de entrenador y logró hacerse un nombre en la estela mundial del fútbol.

Brian Clough en su etapa en el Middlesbrough. GETTY IMAGES

Derby County, su primer gran éxtio

Clough comenzó entrenando en el Hartlepool United, pero tras una salida no muy amistosa (como caracterizan los finales de este técnico en sus clubes), desembarcó en 1967 en el Derby County: club con el cual comenzó una relación de éxitos, amor y odio. Tomó a los ‘Rams’ en la segunda división y los llevó al ascenso con un título bajo el brazo, siendo este el inicio de una racha de éxitos y de una frase que quedó para la historia: «Dicen que Roma no se levantó en un día, pero solo porque yo no estaba al cargo de ese trabajo».

Así como se llenaron de trofeos durante gran parte del periodo en el cual Clough estuvo en el banquillo del Baseball Ground, también existieron problemas con la directiva, con los organismos rectores y cómo no, con la prensa. Algo que sería su sello característico toda su vida.

En su primer año en la First Division finalizaron en la cuarta plaza, logrando un espacio en competición europea, sin embargo, su participación se vio opacada por una sanción que tenía el club. Pero esto no detuvo a Clough, quien procedió a fichar jugadores de calidad para disputar una liga de ensueño, la cual ganó en 1972 siendo este el primer título para el Derby County. Aquel final de temporada estuvo marcado por una agónica definición entre el Liverpool y el Leeds, en donde ambos tuvieron resultados adversos que beneficiaron a los ‘Rams’.

Clough llevó a la gloria al Derby County, de la mano de Taylor.

Clough llevó al Derby a jugar la Copa de Europa de la siguiente temporada y, tras una serie de grandes actuaciones, cayeron en semifinales contra la Juventus de Turín (hubo polémica porque se decía que el árbitro era amigo de un jugador del conjunto italiano). Pese a los esfuerzos de los aficionados y jugadores, Brian Clough y Peter Taylor, su segundo, dejaron el club luego de no compaginar con la directiva.

De dos fracasos al estrellato con el Forest

Tras un paso discreto entre Brighton y Leeds (este último rozando el fracaso luego de que con el antiguo entrenador, Don Revie, saliesen campeones) recaló en 1975 en un Nottingham Forest que deambulaba en segunda división y necesitaba de una mano. Con su llegada al Forest regresaron los éxitos, debido a que con una segunda plaza en la división de plata consiguieron acceder a First Division, iniciando una etapa de 16 años del Forest en la máxima categoría.

En este equipo, Peter Taylor era el encargado de la táctica, pero Brian Clough era un comunicador nato capaz de sacar lo mejor de sus futbolistas. Con los fichajes de jugadores cargados de experiencia y con ganas de redención forjaron un Forest bicampeón de Copa de Europa, ganador en torneos locales, e imparable en todos los sentidos. Conquistando una liga y varias copas de la misma, Clough imprimió un sello de garra, juego directo y espíritu de lucha en el Forest, club al cual le dedicó sus últimos años de carrera en el banquillo, retirándose en 1993, debido a sus problemas con el alcohol.

Taylor fue un pilar fundamental para un Forest de Clough inolvidable. GETTY IMAGES

Con el paso del tiempo hablamos de técnicos como Guardiola, Ferguson, Mourinho, pero dejamos olvidados a grandes ayudantes como Taylor y a técnicos fuera de serie como Clough. Sin embargo, estos últimos fueron quienes desde la pasión forjaron el mito de lo que es la Premier League. Una liga fuerte, que no necesita nada más que sus estadios, aficionados, y jugadores que quieran dejar la vida partido a partido. ¿Volverá a existir una dupla como la de Taylor y Clough?

Justin Fashanu: Una vida llena de prejuicios que terminó en tragedia

La historia de un futbolista negro y gay en una época donde la discriminación estaba a la orden del día

Comenzaba la década de los 80, una época marcada por el racismo y la homofobia presentes en la sociedad británica y otros problemas relacionados con el fútbol como el hooliganismo. En este caldo de cultivo aparecía nuestro protagonista: Justinus Soni Fashanu, más conocido como Justin Fashanu, quien nació en febrero de 1961. De padres nigerianos instalados en Inglaterra, tuvo que irse a vivir con su hermano John a un orfanato tras la separación de sus padres, hasta que con seis años fue adoptado por Alf y Betty Jackson, un familia clase media inglesa. El pequeño Justin buscó en el deporte una vía de escape para huir de su dura infancia: fue un gran boxeador durante su niñez, pero terminaría decidiéndose por el fútbol cuando un reclutador lo presentó a diferentes clubes ingleses.

Debutaría con 17 años en el Norwich City en un encuentro contra el West Bromwich Albion y sus buenas actuaciones empezarían a labrarle un nombre en el mundo del fútbol. Su gran rendimiento en un partido contra el Liverpool (encuentro en el que fue galardonado con el premio al ‘Gol de la Temporada’ de la BBC) provocó que en agosto de 1981 el Nottingham Forest de Brian Clough lo incorporara a sus filas convirtiéndose en el primer jugador negro transferido por un millón de libras.

Justin Fashanu con la camiseta del Forest. NOTTINGHAM FOREST

Su rendimiento comenzó a flaquear y su mala relación con Brian Clough sumado a las frecuentes salidas a clubes nocturnos gays comenzaban a golpear en su vida personal y profesional. El tiempo pasaba, Justin no conseguía tener un ritmo acorde a las exigencias de su entrenador, que al descubrir que era homosexual le prohibió entrenar con el equipo. En la autobiografía Clough: The Autobiography se narra la discusión que tuvo el técnico con Fashanu: «¿A dónde vas si quieres una rebanada de pan?, le pregunté. Al panadero, me dijo. ¿A dónde vas si quieres una pata de cordero?, le volví a preguntar. Al carnicero, me contestó. ¿Entonces por qué sigues yendo a ese maldito club de maricones?»

En 1981 Fashanu se fue del Forest en busca de minutos y en los siguientes años pasó sin pena ni gloria por Southampton, Notts County y Brighton, donde sufrió una seria lesión en la rodilla que parecía poner fin a una carrera muy temprana. Justin se mudó a Estados Unidos para ser operado y, tras una recuperación milagrosa, logró jugar un par de temporadas en la extinta Liga de Norteamérica. Luego regresó a Inglaterra para intentar levantar su carrera. En octubre de 1989 se convirtió en futbolista del Manchester City, donde solo jugó dos partidos en un mes antes de irse a West Ham e Ipswich Town, ambos sin suerte.

En octubre de 1990 se declaró públicamente homosexual en una entrevista exclusiva con The Sun, convirtiéndose en el único jugador de renombre en hacerlo hasta ese momento. La nota se tituló ‘£1m Football Star: I am gay’, y afirmó haber tenido una aventura con un miembro del Parlamento Británico casado. Las reacciones fueron lamentables: muchos de sus ex compañeros declararon en contra de él, con comentarios como «los homosexuales no tienen sitio en los deportes de equipo». Aunque él siempre afirmó que sus compañeros lo apoyaban, sufrió durante años la burla de rivales y del público de todas las edades. En una nota de la revista Gay Time explicaba cómo le ofrecían grandes sumas de dinero por contar la historias falsas como que tenía relaciones con políticos, futbolistas o estrellas del pop, e incluso una suma mayor por ocultar que era homosexual.

«¿A dónde vas si quieres una rebanada de pan?, le pregunté. Al panadero, me dijo. ¿A dónde vas si quieres una pata de cordero?, le volví a preguntar. Al carnicero, me contestó. ¿Entonces por qué sigues yendo a ese maldito club de maricones?»

Brian Clough en su autobiografía

Justin admitió que no estaba preparado para toda esa ola de críticas y violencia y que su carrera había sufrido un gran daño. Estuvo a prueba en el Newcastle United, pero el entrenador argentino Osvaldo Ardiles se negó a darle un contrato permanente. Vagó por clubes de bajas divisiones británicas pasando de ser jugador y ayudante técnico a entrenador con malos resultados. Después rondó por Estados Unidos y Nueva Zelanda hasta que, tras una carrera de 19 años, anunció su retiro oficial del fútbol profesional.

Justinus Soni Fashanu (1961 – 1998)

En marzo de 1998, un joven de 17 años denunció a la Policía haber sido agredido sexualmente por Fashanu tras una noche de fiesta en EEUU. Justin fue interrogado el 3 de abril, pero no fue detenido. Los medios comunicaban que los agentes llegaron más tarde con una orden de detención por agresión sexual en segundo grado y agresión en primer y segundo grado. Sin embargo, Fashanu ya había vuelto a Inglaterra. En la mañana del 3 de mayo de 1998, fue encontrado sin vida a los 37 años en un garaje abandonado en Shoreditch, Londres. En su nota de suicidio afirmaba: «Me he dado cuenta de que ya he sido condenado como culpable. No quiero ser más una vergüenza para mis amigos y familia (…) Espero que el Jesús que amo me dé la bienvenida y finalmente encuentre la paz».

Una investigación realizada en Londres mostró que no existía ninguna orden de detención para Fashanu y que la Policía de los Estados Unidos había abandonado el caso por falta de pruebas. Asimismo, una encuesta de YouGov desveló que un 90 % de los aficionados ingleses aceptarían sin problemas que los futbolistas gays hicieran pública su condición sexual. Justin fue el número 99 en la lista de los ‘500 héroes gays y lésbicos’ según The Pink Paper. Además, fue el único futbolista en actividad abiertamente gay en una de las grandes ligas de Europa hasta que lo hiciera publico Olivier Rouyer en el año 2006.

Justin Fashanu fue un futbolista negro y gay en una época donde la discriminación era moneda corriente en los ámbitos sociales. Él fue fiel a sus principios, dio un paso histórico en la aceptación racial y homosexual en el deporte y terminó su vida buscando la paz que nunca pudo tener.

Este sitio web utiliza cookies. ¿Acepta nuestra política de cookies? Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies