El nuevo Tottenham de Antonio Conte coge forma

Los ‘Spurs’ han fichado por ahora a cuatro jugadores para mejorar un equipo que jugará Champions la próxima temporada

Llega el verano, y, con ello, el movimiento de jugadores. La Premier League, usualmente una de las competiciones con mayor tráfico de entradas y salidas no está siendo excepción en este mercado y, a 1 de julio, ya se han oficializado muchísimos fichajes. El Tottenham Hotspur, uno de los más activos, ya ha firmado a cuatro futbolistas a un mes del comienzo del campeonato.

Perisic fue el primero en llegar. El croata acabó contrato con el Inter y marchó rumbo a Londres para firmar las dos próximas temporadas con los ‘Spurs’. Forster, ante la salida de Gollini, salió del Southampton para intentar hacerse con la titularidad de una meta muy bien protegida por Hugo Lloris. El tercero y penúltimo, de momento, fue el de Bissouma. El maliense fue objetivo de numerosos clubes, pero el ex del Brighton se acabó decantando por un proyecto Champions League.

perisic-inter
Perisic durante un partido con el Inter de Milán. GETTY IMAGES

En las últimas horas se ha hecho oficial la joya de la corona. Richarlison, pretendido por media Europa, se ha mudado de Liverpool a Londres para firmar por el Tottenham. Un traspaso que le da un salto de calidad tanto a él como al conjunto de Antonio Conte y que les permitirá luchar por cotas más altas.

Pero el mercado aún no ha terminado en el norte de Londres. El fichaje de un central zurdo como Lenglet está muy cerca de producirse, y la incorporación de Djed Spence para el carril diestro puede hacerse realidad en las próximas semanas.

Harry Kane, entre los cinco máximos goleadores en la historia de Premier League

El capitán del Tottenham, que ha superado recientemente a Thierry Henry y Lampard, ya está muy cerca del ‘Kun’ Agüero

Harry Kane es historia de la Premier League. El delantero y capitán del Tottenham, con su gol contra el Brighton, ha escrito con letras de oro su nombre en la competición. Y es que acaba de superar a Thierry Henry (175) y Frank Lampard (177) en la tabla de máximos goleadores históricos de Premier. Con 178, el atacante inglés se sitúa quinto en esta prestigiosa lista.

Un ranking que encabeza Alan Shearer con 260 goles. Le sigue Wayne Rooney con 208, por delante de Andy Cole (187), quien cierra el top 3. En la cuarta posición se sitúa el ‘Kun’ Agüero (184), el cual colgó las botas hace pocos meses.

Parece que Harry Kane lleva toda una vida en Premier, pero lo cierto es que aún no ha cumplido los 30 años. Después de 10 temporadas en la élite y más de 270 encuentros jugados en esta liga, cada campaña ofrece una mejor versión. Lejos queda aquel gran rematador de sus primeros años, hace tiempo que evolucionó en un delantero moderno, completo fuera del área, capaz de hacer jugar mejor a sus compañeros y ser la pieza clave de su equipo.

Todo hace pensar que el capitán del Tottenham superará a Agüero y a Cole la próxima temporada. La cifra de Wayne Rooney tendrá que esperar un poco más. La duda es si, respetado por las lesiones, podrá superar a Shearer para convertirse en el mayor goleador de la historia de la Premier League.

En este enlace pueden seguir la clasificación de goleadores históricos actualizada.

Assou-Ekotto: «Un club italiano me quería, pero no me ficharon por mi peinado»

El ex jugador camerunés ha concedido una entrevista a The Athletic en la que repasa su trayectoria repleta de anécdotas

Seguro que muchos se acuerdan de Benoit Assou-Ekotto (Arras (Francia), 1984), lateral izquierdo del Tottenham de Gareth Bale y Modric y de la selección de Camerún. Retirado del fútbol en 2018 tras su última aventura en el Metz francés y después de casi 400 partidos en la élite (más de 200 en los ‘Spurs’), llevaba un tiempo desaparecido. Recientemente ha concedido una entrevista a The Athletic, en la cual repasa su trayectoria y cuenta una serie de buenas anécdotas.

MODRIC

«Luka era uno de los mejores. Cuando llegó jugamos contra el Norwich en pretemporada. Uno de sus jugadores llegaba por detrás y se llevó por delante a él y el balón. Luka se cayó y pensé. ‘Oh, la,la, esto va a ser difícil’. Creía que no estaba listo para la Premier. Meses después pensé, ‘vale, sí, este tío está listo’».

VAN DER VAART

«Cuando llegó al Tottenham no sabía quien era. ¿Es el del Real Madrid? Nos saludó a todos y yo le saludé. Después, le pregunté a un compañero quién era él antes de sacarnos la foto de equipo. Nos peleamos una vez en el vestuario por las faltas. Él tenía una expectativa al respecto y, después de eso, fuimos más cercanos».

GARETH BALE

«No hablaba mucho, pero nos entendíamos. ¡Si yo no centraba bien él me iba a quitar el puesto de lateral izquierdo!».

Assou-Ekotto con Gareth Bale y Modric. PREMIER LEAGUE

FICHAJE FRUSTRADO POR SU PEINADO

«Hubiera tenido otra carrera si no hubiera sido tan sincero. Más aburrida, definitivamente. Hasta por el pelo. Hablé con un club italiano, estúpidos, que me dijeron: «Nos gustas, pero para nosotros es difícil explicar porqué firmamos a un jugador con tu peinado». Me gustaría saber qué hubiera pasado con mi carrera sin tener un peinado tan extravagante. Por eso me fui a Inglaterra. La mentalidad es diferente. Mucha gente se queja de Inglaterra. Vive en Francia y me entenderás».

eliminatoria contra el milan

«Fuimos a Dubai antes a jugar al fútbol y disfrutar. Era fantástico. El entrenador nos dijo que disfrutáramos, pero que no nos pillara la prensa. «Venís de fiesta, entrenáis y os vais a dormir». El equipo entero se fue de fiesta. Luego, volvimos y eliminamos al Milan. La Champions era fantástica para nosotros porque la vivíamos como partidos normales. Nos caíamos bien y peleábamos los unos por los otros».

TOTTENHAM

«Me fui del Tottenham y nunca más volví a disfrutar del fútbol. Cuando me retiré me di cuenta de lo que me encantaba la Premier League».

Assou-Ekotto durante un partido con Camerún. GETTY

jugar por dinero

«¿Estaban de acuerdo otros jugadores? Seguro, al 200 por ciento. Escucha, cuando tu agente te llama y te ofrece un club lo primero que preguntas es cuánto pagan. Son negocios. Creo que no me ayudó ser tan sincero. Si no quieren ser sinceros es su problema. Los jugadores no me dijeron nada por estas declaraciones, pero sí algún entrenador. Todos están por el dinero, jugadores, propietario…».

jugar por diversión y su presente

«Ahora juego gratis, me gusta el fútbol amateur. Antes no sabía ni que ocurría. Por ejemplo, el West Ham y el Villa visten parecido y pensaba: ‘Bien, nos toca contra el Aston Villa’ y me daba cuenta que era el West Ham. Ahora trato de vivir relajado y ser un super padre. ¿Comentarista? Tiene que ver más con el ego que con el fútbol. ¿Conoces a Levy? Si es así dile que volvería. No pido mucho, 1.000 libras a la semana estaría perfecto».

Harry Kane, líder en goles y asistencias de la Premier League

El delantero del Tottenham está siendo el mejor jugador de esta temporada

Nadie pone en duda que Harry Kane está viviendo la mejor temporada de su carrera. Monopolizando el juego de ataque del Tottenham de Mourinho y convirtiéndose en un delantero total, el inglés está rompiendo los registros ofensivos de la Premier, pues ya lidera la tabla de goleadores y asistentes de la competición.

Con su gol al Aston Villa de este fin de semana ha conseguido empatar a Mohamed Salah en la lucha por la Bota de Oro de esta campaña. Ambos suman 17 dianas, pero el 10 del Tottenham lleva un partido y dos goles de penalti menos que el egipcio.

En lo referente a las asistencias, Harry Kane también marca terreno. Con 13 pases de gol se sitúa por delante de Kevin De Bruyne (11), Jack Grealish (10) o Bruno Fernandes (10). Es en este aspecto donde llama la atención su conexión con Heung-Min Son: según los datos de WhoScored el inglés ha asistido en nueve ocasiones al surcoreano, confirmándose como la pareja ofensiva más productiva de Europa.

Tottenham 19-20
Sus compañeros del Tottenham le felicitan tras un gol. TOTTENHAM HOTSPUR

Harry Kane (160) tiene como objetivo entrar en el podio de máximos artilleros de la historia de la Premier League, escalones que ocupan desde hace años Alan Shearer (260), Wayne Rooney (208) y Andrew Cole (187). Sus cifras de esta temporada le han permitido subir peldaños hasta situarse noveno en la clasificación, mirando muy de cerca a Defoe (162) y Fowler (163). Para su asalto al top-5 tendremos que esperar al año que viene, momento en el que barra a Thierry Henry y Lampard.

El fantasma de las navidades pasadas

El galés ha llegado justo para subir de estamento al Tottenham recordando sus grandes momentos

La carrera de Gareth Bale es meritoria de un análisis a través de un prisma distinto al del resto de futbolistas. El galés cada mañana mirará las estanterías de su casa y verá cuatro Champions Leagues, cuatro Mundiales de clubes, dos ligas españolas y varias supercopas y copas, nacionales e internacionales. Una cantidad de metal que deslumbra a la gran mayoría de futbolistas en la faz de la tierra. Una vida ‘dedicada’ al fútbol que, de no ser por su actitud, debería ser recordada e histórica. Sin embargo, sus polémicas extradeportivas, junto a la desidia que ha exhibido sobre el verde en los últimos años, han oscurecido el brillo de todo lo que ha conseguido.

Este verano decidió dar el paso que podía encauzar sus años finales hacia una desembocadura alejada de las aguas bravas. Volver a la que fue su casa, donde nació al foco mediático del deporte rey, parecía ser el ecosistema ideal para encontrarse a sí mismo. Durante el otoño y el invierno, el frío londinense congeló el anhelo por renacer del galés. Pero ahora que se acerca la primavera y los colores empiezan a apoderarse de los prados, él está buscando su propio florecer. Como si el fantasma de las navidades pasadas se le hubiera mostrado durante las vacaciones de enero.

En la novela de Charles Dickens, un espectro se muestra ante el avaro Ebenezer Scrooge con el fin de que cambiara su actitud. Para llevar esta tarea a cabo le muestra diversas imágenes de su pasado, para evidenciar que sus comportamientos deben cambiar. Una historia que se nos viene a la cabeza cuando hablamos del de Cardiff y su crecimiento repentino. Postales y recuerdos mágicos grabados en su retina. Esto le ha llevado de ser una pieza anodina para José Mourinho, que ni siquiera contaba como revulsivo, a ser la pieza determinante del Tottenham con cuatro goles y tres asistencias en apenas diez días. Un giro de los acontecimientos imprevisible y, a su vez, imprescindible.

Los ‘Spurs’, comandados por Kane y Son, comenzaron la temporada a un nivel superlativo. Con un carácter explosivo al atacar los espacios se situaron por un tiempo en lo más alto de la clasificación. Un lugar que, a priori, era una simple utopía. Aún siendo un equipo redondo, era quimérico sostener ese nivel de regularidad y competitividad a lo largo de 38 jornadas. Los más ilusos, presos por la necesidad de vivir historias diferentes, imaginamos una narrativa distinta a la actual. Pero los últimos campeones de la Premier League han sido Liverpool y Manchester City, batiendo todos los récords habidos y por haber, con 100, 98 y 99 puntos. Cotas de puntuación ilógicas y que caerán más pronto que tarde, pero que dejan un listón solo al alcance de los dos proyectos dominantes en Inglaterra. Con el paso de los fines de semana llegó la niebla a la capital inglesa para llevarse cualquier atisbo de esperanza.

Los ‘Sky Blues’ han vuelto a su velocidad de crucero que imposibilita todo tipo de competencia. Pero, más allá de ese crecimiento, la caída del Tottenham ha sido mayúscula. Ha pasado de soñar con tocar metal después de trece años a rogar un boleto para cualquier competición europea. Hasta la Conference League suena a objetivo hoy en día. Al final, cuesta mantener el galardón a la regularidad que le otorgó Mauricio Pochettino al club. Pero el argentino se fue y con él la consistencia.

Bale ha vuelto a casa para hacer grandes a los ‘Spurs’. GETTY IMAGES

En el lugar de su antiguo técnico, ahora cuentan con Gareth Bale como emblema de grandeza. Ideas y conceptos que difieren de forma quirúrgica entre argentino y galés. Uno garantizaba la estabilidad del día a día, de cada fin de semana. Lo dotaba de esa cualidad tan compleja que hace a un equipo bueno. Mientras que el otro se aleja de ese partido a partido, como bien diría el Cholo Simeone, para proporcionar un halo de grandeza. Dos caminos distintos que llevan a paraderos opuestos. Se alabó a ‘Poche’ por su gran virtud, pero le castigó no tocar metal. Eso mismo que el de Cardiff lleva en su ADN.

No será el mejor jugador en nómina para los ‘Spurs’, pero responde las dudas de majestuosidad que nublan la realidad ‘Lyliwhite’. No hay un futbolista en todas las islas que haya tenido más noches grandes en el viejo continente. Esas de martes o miércoles que separan a los futbolistas buenos de los históricos. Infinidad de jugadores han quedado en el camino de la derrota por intentar lograr lo que un día fue rutina de Gareth Bale. Lejos quedan esas lunas, pero la aureola mística no se pierde. Es una cualidad abstracta que va con el individuo.

El galés ha vuelto a encontrar la forma. TOTTENHAM HOTSPUR

Es por ello que ahora, en el momento de la verdad, lo mejor que le ha podido pasar a Mourinho es activar al jugador en propiedad del Real Madrid. En otros meses sería de menor relevancia, pero él florece, como los árboles, en primavera. Estando vivos en Europa League y con la necesidad de escalar puestos en Premier, computar con un peso como el de Cardiff hace que la moneda caiga cara cuando todavía está en el aire. Ahora el club se encuentra más cerca del sueño de vincular un trofeo al gallo que luce el Tottenham Hotspur Stadium.

Tal vez la historia hace que con Gareth Bale sea mejor saber dónde se pisa. También se puede narrar desde la perspectiva opuesta. Intermitente y determinante a partes iguales. Pero lo único imborrable son sus postales gloriosas a raudales. Momentos que necesita el Tottenham para demostrar que pertenece al selecto club de la más alta aristocracia inglesa. Un asiento que acomoda su propio Ebenezer Scrooge tras la visita del fantasma de las navidades pasadas. La llegada del verano nos relatará el desenlace de esta novela.

Episodio #18 | Los ingleses en la Europa League

Se sortearon los octavos de final de la Europa League tras unos dieciseisavos de final muy intensos. En este podcast hablaremos sobre la actuación de los ingleses en la primera fase del KO y de los emparejamientos de la próxima ronda de la competición.

Manchester City vs Tottenham, un choque clave por el título

Los dirigidos por Guardiola y Mourinho se verán las caras nuevamente en el plato fuerte de la jornada 24

‘Cityzens’ y ‘Spurs’ protagonizarán este fin de semana un duelo con historia reciente. Controversias arbitrales, goleadas abultadas, dos equipos en vanguardia y una férrea rivalidad táctica entre sus técnicos son algunas de las razones que hacen a este partido tan interesante desde hace unos años.

Último enfrentamiento entre ambos

El antecedente inmediato se dio en la fecha nueve de la presente temporada. Tottenham ganó 2-0 (Lo Celso y Son) para trepar a la primera posición con 20 puntos. El City, por otro lado, se encontraba decimotercero con 12 puntos y un partido menos. Todo cambió desde entonces. Actualmente, los mancunianos acumulan 14 partidos de Premier sin derrotas, con 10 victorias consecutivas. El Manchester City lidera la tabla con 50 puntos en 22 jornadas (y un par pendientes), mientras que los del norte de Londres se encuentran octavos con 36 unidades. Como si esto fuera poco, el City lleva 15 victorias seguidas en todas las competencias y 22 partidos sin perder en total.

La solidez en defensa fue el gran punto de inflexión para Guardiola y sus dirigidos. Contando el duelo ante Tottenham, el City acumulaba nueve goles en igual cantidad de presentaciones. Tras el partido con los ‘Spurs’, la zaga se fortaleció con la reaparición de John Stones y solo han concedido tres goles en el camino. El rol adelantado de Ilkay Gündogan partiendo de la medular también resultaría clave tras la lesión de Kevin de Bruyne.

Aurier, Lo Celso, Son y Bergwijn celebran el 2-0 en la primera vuelta. PREMIER LEAGUE.

El Tottenham buscará su tercera victoria seguida ante el City, y es que los londinenses no son ajenos a mantener este tipo de rachas contra los ‘Sky Blues’. De hecho, vale la pena repasar los siguientes datos:

  • Entre septiembre de 2015 y octubre de 2016, tres victorias consecutivas
  • Entre noviembre de 2008 y mayo 2010, cuatro triunfos en fila
  • Por último, desde diciembre de 2004 y mayo de 2008, el Manchester City perdió ocho partidos seguidos ante los Spurs (siete de Premier y uno de League Cup)

Historial en Premier League

El historial entre ambos por Premier League muestra una clara ventaja para los londinenses, pero los mancunianos han inclinado la balanza en la última década. De 47 partidos, 15 victorias City, siete empates y 25 triunfos del Tottenham. No solo es un partido interesante por equipos, también lo es por sus entrenadores. El historial entre Mourinho y Guardiola por Premier está igualado (tres victorias por lado y un empate), pero la rivalidad se remonta tiempo atrás.

Sí, es muy probable, casi con seguridad, que vuelva a surgir el debate entre sus estilos de juego: la eterna lucha sin sentido entre posesión y contragolpe. ¿Nuestro consejo? Disfruten de un partido que promete y que enfrenta a dos de los mejores entrenadores de la historia de este deporte. Estamos ante la Premier con más sorpresas de los últimos años, quien sabe, quizá nos aguarde una este sábado en el Etihad.

Mourinho, Ndombélé y la fórmula del éxito

El técnico portugués ha conseguido recuperar al mediocentro francés para la causa. Tanguy necesita de Mou y viceversa, dos personas destinadas a entenderse

Hace apenas un año, José Mourinho desembarcó en un Tottenham en horas bajas. El conjunto londinense había rozado la gloria unos meses antes al alcanzar la final de Champions en la que cayeron contra el Liverpool de Jürgen Klopp, por aquel entonces el mejor equipo del momento (y posiblemente del año 2019). 

Cinco años y medio estuvo Pochettino al frente de un club con vistas al futuro. Un proyecto construido al dedo para el técnico argentino que, por méritos propios, se había ganado la confianza de Daniel Levy (el mandamás de los ‘Spurs’) a lo largo de los años. Tras un curso de fábula, los pupilos de Pochettino no supieron reponerse del varapalo que tuvo lugar en el Metropolitano de Madrid. Aquella derrota pesó más de lo esperado en un club donde, durante ese año, habían estado en una nube acariciando el edén.

La presión mediática que se generó alrededor del Tottenham fue tan grande que Levy tuvo que optar por buscar la mejor opción para seguir hacia delante. Esto conllevaría la destitución del mejor técnico de la década del Tottenham. Se cerraba un ciclo para abrirse otro; el carismático José Mourinho llegaba a Londres con otros colores

Jugadores de los ‘Spurs’ celebran uno de los goles ante el Arsenal esta temporada. PREMIER LEAGUE

Todo fueron críticas al principio. El luso se enfrentaba a un reto difícil pero apetecible: devolver el espíritu competitivo a un equipo carente de esperanza. Y aquel año no salió nada mal. Con varios altibajos, Mourinho consiguió clasificar al equipo para Europa League y quedar en sexta posición, por encima de Wolves y Arsenal. Se respiraba aire fresco en Londres. Un estilo cambiado, caras nuevas en la plantilla y pandemia mediante, el Tottenham se había convertido en un hueso duro de roer.

Pero había un jugador ausente. Distante. Un francés que llegó por más de 60 ‘kilos’ y que apenas había incidido en el juego del equipo. El técnico portugués lo sabía. Y, desde ese momento, comenzó la recuperación de un jugador que, a día de hoy, se puede considerar el guía de un equipo necesitado. Como se suele decir: en los peores momentos aparecen los mejores. Y Tanguy es de esos.

El medio francés es un jugador distinto. Diferencial. Puede parecer torpe o desmañado por su aspecto físico. Para nada. Posee una técnica depurada, una habilidad innata para zafarse de rivales en una baldosa. Es un pillo. Un jugador idóneo para disfrutar viendo sus ‘highlights’, pero que no vive de ello. «Ha experimentado una gran evolución», como bien comentaba Mourinho en una rueda de prensa. Ha pasado de jugar para el equipo a que el equipo juegue para él. Y, obviamente, eso ha potenciado al equipo en muchos aspectos. Son y Kane lo agradecen.

Tanguy Ndombélé celebrando el tanto ante los Wolves. Fuente: Irish Mirror

A un equipo tan compacto como el actual Tottenham le faltaba alguien que conectara con el frente de ataque. Alguien que vagara a sus anchas por la zona de tres cuartos y supiera dar el último pase. Hojbjerg y Skipp no son jugadores de ese perfil. Lamela no funciona detrás del punta. Quizá, Lo Celso es el jugador que más se le podría parecer al francés. Pero no ofrece todo lo que demanda el equipo en esa zona. Solo el ex del Lyon conoce la fórmula del éxito. Y Mourinho lo sabe perfectamente.

A modo de conclusión, me gustaría resaltar un tuit muy acertado de Aitor Alexandre (compañero de Bed & Breakfast) en el que asociaba el término ‘simbiosis’ a cómo funcionan Mou y Ndombélé. No necesita más explicación que esa, están destinados a entenderse. Tanguy necesita de Mou y viceversa. Y, por estas y muchas cosas, tenemos un nuevo candidato a la carrera por el título. La Premier ya no es cosa de dos.

La celebración secreta de los ‘vengadores’ de la Premier

Seis jugadores de la primera división inglesa festejan los goles de la misma forma

¿Por qué algunos jugadores de Premier League celebran sus goles haciendo una ‘A’ con la mano? Ya son varios los futbolistas a los que se les ha visto hacer este gesto a las cámaras, como James Maddison, Ben Chilwell o Jack Grealish, pero ha sido el ’10’ del Leicester el que ha contado el motivo de esta celebración secreta.

En una conversación con EA Sports, el mediapunta de los ‘Foxes’ explicó que esta celebración es un guiño a un grupo de Whatsapp llamado ‘The Avengers’ (‘Los Vengadores’ en español), del que también forman parte otros jugadores de la primera división inglesa.

James Maddison celebra un gol con la ‘A’. PREMIER LEAGUE

Concretamente, estos vengadores son seis: tres del Aston Villa (Jack Grealish, John McGinn, Ross Barkley), Dele Alli del Tottenham, Ben Chilwell del Chelsea y el propio ‘Madders’. Jugadores que se conocen de la selección inglesa y guardan una gran amistad, como Maddison afirmó sobre Chilwell: «Ben era mi mejor amigo y me dio la bienvenida al Leicester. Nos íbamos a tomar café, nos veíamos fuera del campo… construimos una gran relación dentro y fuera del césped».

El fútbol inglés, muy presente en los premios ‘The Best’ 2020

La buena temporada 2019-2020 de las ligas británicas ha sido premiada por la FIFA

Hoy se ha celebrado la ceremonia anual de la FIFA para premiar a las y los mejores futbolistas de la temporada 2019-2020, una gala en la que los deportistas de la Premier League y de la FA Women Super League han estado muy presentes. Los premiados han sido los siguientes:

Mejor XI del año

Se han premiado tanto en la categoría femenina como en la masculina, donde el fútbol británico ha contado con hasta cinco representantes en ambos equipos ideales.

Once masculino: Alisson Becker (Liverpool FC); Alexander-Arnold (Liverpool FC), Van Dijk (Liverpool FC), Sergio Ramos, Alphonso Davis; Thiago Alcantara (Liverpool FC), Kimmich, Kevin De Bruyne (Manchester City); Messi, Lewandowski (también ha recibido el premio ‘The Best’ masculino) y Cristiano.

Once femenino: Endler; Lucy Bronze (Manchester City), Renard, Millie Bright (Chelsea FC), Cascarino; Bonansea, Boquete, Rapinoe; Pernille Harder (Chelsea FC), Vivianne Miedema (Arsenal FC) y Tobin Heath (Manchester United).

‘The Best’ (femenina)

La jugadora Lucy Bronze, lateral del Manchester City, ha ganado el premio a la mejor jugadora tras ganar la Champions League con el Lyon y la FA Cup con las Citizens.

Lucy Bronze es, literalmente, The Best. FIFA

Un dato relevante del galardón de la jugadora británica es que es la primera inglesa (femenino y masculino) en ganar un premio individual a la mejor futbolista otorgado por la FIFA.

Mejor entrenador (masculino)

Jürgen Klopp se ha impuesto ante su compatriota Flick en el premio a mejor estratega de la temporada 2019-2020. El entrenador del Liverpool ganó la pasada temporada la Supercopa de Europa, el Mundial de Clubes y la tan ansiada Premier League.

Jürgen Klopp recibe el premio The Best. FIFA

Ahora Klopp se enfrenta ante todo un desafío de intentar ganar su tercer premio consecutivo, méritos que hace con su liderato en la Premier League 2020-2021.

Premio Puskas

Heung-Min Son ganó el premio al mejor gol del año, con el tanto que anotó en diciembre de 2019 contra el Burnley en el Tottenham Stadium.

El gol de Heung-Min Son que le daría el Puskas. Tottenham Hotspur.

Son termina el 2020 con un premio individual, que sirve como reconocimiento al excelso estado de forma que ha mantenido durante todo el año con los ‘Spurs’.

¡Gracias por llenarnos de orgullo a todos los fanáticos del fútbol inglés!

Este sitio web utiliza cookies. ¿Acepta nuestra política de cookies? Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies